Durante los últimos 20 años, la Asociación de Promotores Musicales ha contribuido a consolidar la industria de la música en vivo en España. Y, sin lugar a dudas, quien ha colaborado para conseguir esta buena salud del sector ha sido el público. 20 personas cuentan sus anécdotas más inolvidables en festivales o conciertos. Hoy recogemos la historia de Yuliana y el festival Cruïlla de Barcelona.

Yuliana llegó a su primer Cruïlla en 2010 como trabajadora de MÚSICA VIVA, S.A., que alquilaba material de iluminación y servicio técnico para montaje, y pudo quedarse a disfrutar de los conciertos. El ambiente le gustó tanto, que ese mismo año, entre montajes, técnicos de luces y conciertos germinó su historia de amor con el festival.

A partir del año siguiente compraba cada año entrada de día. Love of Lesbian, Iggy&The Stooges, Kase O y Calle 13 son varios de los conciertos que la marcaron y sintió una gran revelación en el verano de 2014. A pesar de que no había asistido nunca a un festival sola y le intimidaba bastante, se compró el abono y se abrió a un nuevo mundo: “fue una experiencia increíble, descubrí a Macklemore, ZAZ y La M.O.D.A., de los que me convertí en fan total”.

No solo se enamoró de la música, sino también del ambiente. En esa edición intercambió enseñanzas de baile con un grupo de chicas de Tarragona -kyochek vs sardanas-. Esa experiencia fue memorable y desde ese año se compra el abono religiosamente: “Me siento a gusto y totalmente segura, aun yendo sola y pasando las noches enteras de concierto en concierto. Seguiré yendo mientras duré”.

Yuliana

Este texto editado por Olga García ha sido originalmente publicado en el ‘Anuario de la música en vivo 2020 – Especial 20 Aniversario‘ de la Asociación de Promotores Musicales.

Sobre El Autor

Olga García

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.