¿Cómo se relaciona la industria de la música en vivo y la música en streaming? Hace un par de días intentábamos responder a la pregunta entrevistando a Vladimir Klimov, el encargado de coordinación y desarrollo de Deezer, que se mostró interesado en «trabajar con el resto de la industria para garantizar que el modelo de negocio continúe evolucionando y sea lo más equitativo posible».

Hoy escuchamos nuevas perspectivas. Desde Spotify, por ejemplo, destacan la integración de la compañía con aplicaciones y ticketeras. Es su manera de ofrecer a los usuarios «información sobre los conciertos que se celebrarán de sus artistas favoritos en las ciudades que tengan más cercanas». Además, mediante los datos provistos por Spotify for Artists los artistas «pueden conocer en qué ciudades se les escucha más» y así «planificar sus giras de forma más eficiente», pudiendo elaborar incluso un setlist en función de las canciones más escuchadas.

¿Pero y qué pasa si todo esto parece aburrido? ¿Se puede dar un paso más? ¿Hay que esperar a tener un grupo muy escuchado para ir a verlo? Desde Mercury Wheels, promotora asociada a Live Nation, quieren invertir ese proceso, y lo hacen con su nuevo proyecto: New Blood.

New Blood

New Blood

New Blood es un ciclo de conciertos, por ponerle algún nombre. «Digo ciclo para que se entienda que son conciertos recurrentes, pero en realidad no es un ciclo. Haremos conciertos en diferentes ciudades a lo largo del año«, explica Will Anderson (Mercury Wheels).

De momento, hay actuaciones previstas en Barcelona y Madrid, pero una vez se haya establecido la marca darán el salto a otras ciudades nacionales. La temporalidad no es fija. «Tenemos la flexibilidad para cambiar fechas en función de la disponibilidad de artistas y salas», añade el promotor.

La iniciativa nace con la idea de «dar a los artistas emergentes nacionales e internacionales una plataforma que muchas veces no suelen tener», asegura Anderson, que también habla de los beneficios para el usuario: «Lo que estamos intentando ofrecer es la oportunidad de descubrir artistas nuevos, como un Spotify, pero en directo«. ¿Qué quiere decir esto? Spotify y otras compañías de música en streaming ofrecen a sus usuarios la posibilidad de descubrir nueva música a través de sus playlist y recomendaciones automáticas. Pues bien. New Blood quiere ser el equivalente en la industria del directo. Su objetivo es que la marca New Blood crezca hasta el punto de que para el público «sea sinónimo de descubrir artistas nuevos» y buenos. Por eso también se planean la posibilidad de lanzar un minifestival con cuatro o cinco grupos en un mismo día al que la gente que vaya «ya sepa que va a encontrar propuestas nuevas e interesantes». Y lo más importante: No limitarse a un solo género.

Para crear el proyecto se han inspirado en otros similares que ya están funcionando. Por ejemplo, «en Londres ya funcionan ciclos como este, hay muchos club, también muchos medios de comunicación que hacen giras y eventos. Pues queríamos llevar un poco de eso a España», explica Anderson. Dentro de nuestras fronteras, quizá el proyecto más parecido sea Cooncert, del que dice: «Es diferente de lo que queremos hacer, pero también dan apoyo a nuevos artistas. Y todo lo que podamos hacer desde la industria para apoyar la música emergente es estupendo«.

New Blood debutará con los siguientes conciertos:

  • Chelou – 5 de abril en Madrid / 6 de abril en Barcelona
  • Freya Ridings – 12 de abril en Madrid
  • Odina – 15 de abril en Madrid
  • Tender – 24 de abril en Madrid / 25 de abril en Barcelona
  • Island – 4 de mayo en Madrid / 5 de mayo en Barcelona
  • Bryde – 17 de mayo en Barcelona / 18 de mayo en Madrid

Sobre El Autor

Paula Pérez

Periodista. Soy la directora de la revista musical Qualsevol Nit.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.