Su década favorita musical fueron los 90, de ahí que, para Bartlett, los conciertos que recuerda con más cariño pertenezcan a esa época, y además, en Barcelona, su ciudad. Según ha contado a APMusicales, hay cuatro conciertos grabados en su memoria que difícilmente olvidará. “Me gustaría empezar por la primera visita a Barcelona de unos desconocidos Weezer presentando su inmenso Blue Album. Fue el 2 de marzo de 1995 en la desaparecida sala Estandard”, relata con nostalgia.

El segundo concierto que jamás borrará de su memoria fue el de Stone Temple Pilots, en la sala Zeleste (ahora Razzmatazz), el 20 de noviembre de 1994. “Otro concierto que recordaré siempre es el de Nirvana en el Palau D’Esports, el 9 de febrero de 1994 [el único que ofrecieron en la ciudad]. No fue un gran concierto, pero le tengo mucho cariño por lo que significó”, apunta. Su último recuerdo musical imborrable es la actuación de Deftones en la sala Bikini en septiembre de 1997, cuando presentaron su segundo trabajo Around the fur.

Tanto le marcaron estos conciertos de los década de los 90 que asegura haber puesto un poco de cada uno en sus canciones. “Ver a todas estas bandas en su mejor momento influye en la actitud que he tomado a la hora de trasladar mi directo a un escenario. De no haber sido así, ¡Bartlett no existiría!”, reconoce el cantante.

Bartlett (Jose Bernabé) ha publicado recientemente su primer disco, El rayo y la distancia (Blind Records / Gran Sol 2016), en el que habla de la importancia de ser uno mismo y de creer en lo que vives. La trayectoria de este artista son 20 años en grupos como Experiment Zero o Love Affair. Éste es su proyecto más personal, después de la publicación hace ahora tres años de su primer EP Artículos Nostálgicos Para Coleccionistas (Blind Records/ Gran Sol 2013), producido por Santos & Fluren. Lejos queda ahora su primer single Mi temible capitán.

Su nuevo trabajo, cuyo single es Frío polar, está inspirado en los 90 y en los grupos y discos que han marcado su estilo y su sello personal. Sus letras hablan de ídolos desaparecidos, nostalgia, paternidad y desencanto musical. En total, son nueve canciones tratadas como se grababan los álbumes de las bandas de los noventa. El disco ha sido producido por Valen Nieto y mezclado por Santos Berrocal en los estudios Blind Records de Barcelona.

Para hacer realidad su nuevo sueño, Jose Bernabé se ha rodeado de sus amigos; músicos conocidos en la escena barcelonesa, como Jordi Lanuza, Ricard Monné y el mismo Valen Nieto.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.