Viva Suecia celebra con nuevo disco el éxito fulgurante que los ha llevado en solo 4 años a convertirse en una de la bandas que más ha tocado en España este verano. En una charla con Apmusicales, Rafa Val (vocalista), Jess Fabric (bajo), Fernando Campillo (batería) y Alberto Cantúa (guitarra) hablan de El Milagro, su tercer álbum, y de la nueva gira que emprenderán en breve.

PREGUNTA: ¿La energía de este Milagro se ha visto impregnada por la intensa agenda de conciertos de Viva Suecia?
RAFA VAL: Llegamos a tocar 80 conciertos al año. Estamos todo el tiempo con otras bandas y haciendo música, muy en la rueda todo el tiempo. Ese estar tan conectado hace que tu ritmo de composición siga en marcha y nunca te oxides, a la caza de distintas corrientes.

PREGUNTA: En El Milagro hay un tema titulado Creo que aprendí a decir que no. ¿Habéis tenido que adquirir realmente esa lección?
JESS FABRIC: Hemos dicho muchas veces que no. Es necesario decirlo, pero también lanzarse al vacío. Cada decisión que hemos tomado lo hemos hecho con inseguridad, pero de momento ha salido todo bastante bien.

PREGUNTA: Otro de ellos se llama Qué querías ser de mayor. ¿La música es con lo que soñaban Viva Suecia?
ALBERTO CANTÚA: Yo quería ser médico y jamás pensaba ser músico. Me gusta tanto la música que la veía con demasiado respeto. Ahora, de repente, me veo viviendo de ello. Tomé conciencia en una entrevista en Colombia en la que nos pidieron entre otros datos nuestra profesión. Nos miramos y nos dijimos: ‘Parece ser que somos músicos’, y el verbalizarlo fue muy raro.

PREGUNTA: ¿Recordáis cuáles fueron los primeros conciertos que os hicieron soñar con este camino?
FERNANDO CAMPILLO: Yo uno de Muse en el Palacio de Deportes de Madrid con el que flipé.
RAFA VAL: Recuerdo uno de Dover en la plaza de toros de Murcia, probablemente el segundo al que iba, siendo menor de edad.
JESS FABRIC: Mis padres me llevaban a muchos conciertos de pequeño, por ejemplo de Héroes del Silencio, pero me viene especialmente uno de Medina Azahara, en las fiestas de mi pueblo, que fue cuando me dije que quería ser esos tíos. ¡Recuerdo que entraron con un deportivo azul por en medio de la feria!
ALBERTO CANTÚA: Yo también uno de Dover en la plaza de toros y a Reincidentes en la sala Viva Murcia. Me subí al escenario y me tiré desde allí.

PREGUNTA: Este verano no habéis parado de tocar. ¿Cómo ha sido confrontar ante el público vuestras canciones aún sin publicar el disco?
ALBERTO CANTÚA: Hay mucha gente hablando de ellas en redes, pero donde tienes que ver cómo funciona la música es en vivo, que el día que la estrenas, que estás cagado de miedo, veas a todo el mundo cantándola casi desde el principio… eso te da un empujón increíble.

» Cuando el público acompaña, tocar de día tiene mucha magia»

PREGUNTA: Uno de los milagros de este pasado verano fue el paso de Viva Suecia por la Plaza del Trigo del Sonorama. ¿Cómo fue?
FERNANDO CAMPILLO: Teníamos la peculiaridad de que Rafa tenía el dedo roto. Fue una semana complicada en la que no sabíamos si al final podríamos hacerlo. Nos salvó la vida Jesús Cobarro, que se preparó los temas en tres días y al final fue un concierto que no olvidaremos en la vida. Hasta Rafa se tiró al público.

PREGUNTA: Allí tocasteis de día, como en Dcode más recientemente. ¿Qué tal lo lleváis?
JESS FABRIC: Al principio de nuestra carrera nos hinchamos. Por lo general las condiciones son más complejas: hace calor, no hay luces que adornen todo, estás sudando… Pero cuando el público acompaña, tiene mucha magia. En el Dcode nos dijeron que a las 3 de la tarde había 9.000 personas allí, que es algo que no había sucedido nunca.

PREGUNTA: ¿Recordáis algún concierto que haya sido especialmente importante?
RAFA VAL: Hemos tenido la suerte inmensa de vivir esto a menudo. Se me viene a la cabeza Granada Sound, La Riviera y la sala Sol en Madrid, Vive Latino, el Low… Esto es como cuando tienes un coche en la reserva y cuando se va a agotar, alguien pone un poquito de gasolina y vas tirando con pequeñas inyecciones de ilusión.

PREGUNTA: ¿Qué me podéis contar de esta nueva gira de Viva Suecia?
FERNANDO CAMPILLO: Va a ser una gira intensa y muy variada, con más de 20 fechas. Tenemos mucha ilusión y hemos preparado un show nuevo, con luces y sonidos diferentes. El show es luminoso y milagroso.

PREGUNTA: ¿Con todo el nuevo disco sobre el escenario?
JESS FABRIC: No, no creemos necesario y obligatorio el realizar el concierto de un disco que acaba de salir.

PREGUNTA: Por ser vuestra casa, ¿es Murcia donde más nerviosos os ponéis?
RAFA VAL: Murcia es probablemente la parada en la que más nerviosos hemos estado. Aún recordamos cómo estábamos en el camerino del Warm Up, éramos un flan.

PREGUNTA: ¿Y después de llenar varias veces La Riviera en Madrid, habrá salto al WiZink Center?
JESS FABRIC: Aún no podemos decir nada, solo que Madrid es una ciudad muy especial para nosotros. Tenemos la impresión de que varios puntos de inflexión de nuestra carrera se han producido allí.

Viva Suecia iniciarán su nueva gira los días 8 y 9 en el Círculo de Arte de Toledo, con todo vendido. Después pasarán por ciudades como Granada (30 de noviembre, Industrial Copera), Zaragoza (10 de enero, Oasis Club Teatro), Valencia (11 de enero, Sala Repvblica) y Barcelona (7 de febrero, Razzmatazz).

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.