Van Morrison, el autor de temas tan míticos como ‘Brown Eyed Girl’ y ‘Moondance’ incluye el WiZink Center de Madrid en la gira europea de presentación de su último LP Roll With The Punches, que publicará el 22 de septiembre el sello Caroline International. Ganador de 6 premios Grammy, el león de Belfast visitará Madrid el 12 de diciembre con un acompañante de lujo: Georgie Fame. Actuará en el WiZink Center de la capital.

Nacido en 1945, Van Morrison escuchó desde bien temprano la colección de discos de su padre plagada de canciones obreras inspiradas en el blues, el country y gospel. Alimentado por la música de grandes artistas como Hank Williams, Jimmy Rodgers, Muddy Waters, Mahalia Jackson y Leadbelly, da sus primeros pasos a los 13 años cantando, tocando la guitarra y el saxofón en varias bandas, antes de formar Them en 1964. Van Morrison se convirtió en una de las piezas clave de la escena británica de R&B. Su inigualable talento vocal y su excepcionales composiciones desembocaron en clásicos como ‘Gloria’ y ‘Here Comes The Night’.

Después de trabajar con el productor de Them en Nueva York, Bert Berns, en el magnífico Brown Eyed Girl (1967), Morrison cambió de registro. Grabado en tres días con legendarios músicos de jazz, editó el mítico Astral Weeks en 1968, una obra maestra singular, que combina poesía callejera, improvisación jazzística y Afro Celtic Blues.

En sus álbumes sucesores, Morrison tejería estas y otras innumerables influencias. Reflexionó sobre su nueva vida en América y el espíritu alegre de Sinatra en Moondance (1970), destacó con el country de Tupelo Honey (1971) y se refirió a la vieja vida espiritual y ancestral en la épica de St Dominic’s Preview (1972). El doble álbum en vivo Too Late To Stop Now (1973) destacó las habilidades superlativas de Morrison y su destreza como líder de banda. Trazando una trayectoria musical rica en registros a lo largo de los años 70, brilló entre un reparto de estrellas incluyendo Bob Dylan y Muddy Waters en The Last Waltz de The Band.

Tras su regreso al Reino Unido, en 1980 lanzó Common One, un álbum con canciones como ‘Summertime In England’, una invocación extraordinaria de placer literario, sensual y espiritual. La canción a menudo se convertiría en una emocionante pieza central improvisada de sus shows en directo. En los años 80 llegarían álbumes como No Guru, No Method, No Teacher y la reivindicación de sus raíces celtas grabando junto a The Chieftains el disco Irish Heartbeat. Su alianza con Georgie Fame trajo un nuevo ímpetu a sus shows en vivo, mientras que, a finales de los 80, ‘Avalon Sunset’ lo situó de nuevo en los charts.

En 2016 edita su trigésimo sexto álbum de estudio, el excelente Keep me Singing. De titulo revelador, Van Morrison se resiste a convertirse en una pieza de museo y sigue avanzando aún más rápido en una carrera que suma ya medio siglo de trayectoria y un buen puñado de obras maestras.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.