El pasado fin de semana, entre el 3 y el 5 de mayo, se celebraron las jornadas profesionales del festival de Liverpool Sound City, entre las principales del Reino Unido. Abordaron, entre otras, cuestiones como la importancia de la diversidad en el sector de la música en directo.

Según la crónica de Getintothis, todo empezó con una charla entre Shell Zenner, de la emisora de radio XS Manchester; y el mítico batería de Blur Dave Rowntree. Fue media hora llena de anécdotas sobre la vida en la carretera y la música en directo. La última pregunta, como no podía ser de otra manera, fue acerca de la reciente reunión de Blur, ante lo que Rowntree respondió prudente, pero dejando la puerta abierta.

En un contexto inglés relacionado con la música en directo, no podía dejar de hablarse del Brexit, que cada día parece más cerca. Una vez más, el mensaje principal fue de incertidumbre, además de cierto desinterés por parte de los representantes políticos en relación a las consecuencias que pueda tener para la música en vivo.

El miedo, sobre todo, es de que aumente la dificultad a la hora de viajar por Europa, lo cual podría afectar seriamente a la red salas y recintos, especialmente aquellos que acogen los conciertos de músicos emergentes, por lo que recordaron que hay varias campañas para trabajar en este sentido, entre la que está Save Music.

El magnate de la música Vince Power, quien estuvo al frente del Festival Internacional de Benicàssim y uno de los nombres clave en la industria musical británica, en parte como responsable de crear el concepto de festival comercial con citas legendarias como Reading o Phoenix, repasó toda su trayectoria en el marco de las jornadas.

Power nació en una familia numerosa. Fueron diez hermanos, pero cuatro murieron cuando eran muy pequeños (entre ellos, su gemelo). De joven se ganó la vida vendiendo helados, como empleado de una empresa de demolición y como dependiente en Woolworths.

Tras años de trabajo duro, invirtió sus ahorros en una sala de conciertos, The Mean Fiddler, un pequeño recinto situado en el noroeste de Londres que en los años ochenta acogió a artistas de culto como The Pogues y Lloyd Cole & The Commotions. En 2004 ya controlaba ocho festivales, catorce salas de conciertos, bares, restaurantes y una empresa de relaciones públicas.

Para Warren Millar, de Getintothis, Power fue quien dio el mejor consejo en Sound City+. «En un mundo en el que la suerte favorece a los valientes, el trabajo duro y la determinación se revelaron aún como las mejores recompensas», escribe Millar, quien añade que para Power son muchos los expertos que deciden sentarse al margen y esperar, en lugar de actuar.

Entre otras cuestiones, se abordó también el cambio en el papel en los últimos 20 años de los A&R. Porque nunca ha sido tan fácil como ahora para el público descubrir nuevos artistas sin la ayuda de grandes discográficas, lo que ha obligado a los A&R a ser más innovadores que nunca.

A la vez, estos cambios han generado también nuevas oportunidades, abriendo la puerta a nuevos profesionales, que en muchos casos han sido mujeres. A partir de la publicación del libro de Dorothy Carvello ‘Anything For A Hit‘, en el que explora su viaje a la industria musical y su lucha contra la atmósfera machista y enfermiza que se vivía en aquel momento, se plantearon preguntas como: ¿Se ha conseguido la igualdad? ¿Las campañas como #MeToo han tenido un impacto en la industria de la música?

Por último, también tuvo lugar en Sound City+ una mesa redonda en la que se exploraba la confección del cartel en varios festivales europeos, enfocándose básicamente en el espacio que ocupan finalmente los grupos emergentes.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.