En el final de 2018, Rozalén no solo ha estado Cerrando puntos suspensivos, título que ha dado a un libro de reflexiones y un doble álbum con lo mejor de su carrera hasta el momento. Manchega, a mucha honra, también ha concluido uno de los mejores años de su andadura, en el que se aupó al número 1 en ventas, fue nominada a dos Latin Grammys y en el que esta artista nacida en el circuito de salas madrileño debutó en el multitudinario WiZink Center. Así lo recuerda en una charla con APMusicales
PREGUNTA: ¿Cómo viviste la noche de los Latin Grammy?
ROZALÉN: Es algo muy diferente. Me sentí muy afortunada por estar allí, aunque sabía que no me iba a llevar nada. No me va el postureo ni creo que me vaya nunca, pero ya disfruto también de disfrazarme y del espectáculo.
PREGUNTA: Visto el título de tu último proyecto, ¿se acabó lo de titular más trabajos con unos puntos suspensivos?
ROZALÉN: No lo sé, porque me gustan mucho los puntos suspensivos… En este caso lo he titulado así, porque esto me daba pie a cerrar una etapa.
PREGUNTA: ¿Qué tono quisiste darle al libro?
ROZALÉN: Yo no soy poeta, pero esto me parece honesto, porque es como un diario reflexivo con todo lo que he aprendido.
PREGUNTA: En él recuerdas buenos y malos momentos. ¿Qué piropo como artista te gusta más?
ROZALÉN: Me gusta cuando me dicen que soy capaz de erizar el cuerpo o destacan mi manera de contar historias.
PREGUNTA: También hablas de tu relación con otros artistas, como Alejandro Sanz, en cuyo concierto histórico con Pablo Alborán en Albacete ejerciste de telonera. ¿Mantienes el contacto?
ROZALÉN: Alejandro Sanz es una persona que está superatenta a todo lo que ocurre, así que, aunque no hablemos, sabe todo lo que está pasando. Además está muy pendiente de los artistas emergentes, lo que es de agradecer. Conmigo tuve el detalle de dejarme telonearles y así a muchos más compañeros.
PREGUNTA: Hablas también de tu desembarco en Madrid para abrirte carrera. ¿Cómo lo recuerdas?
ROZALÉN: Los primeros meses fueron horribles, pero me duró poco, porque no tengo mucha vergüenza y salía a la calle a buscar. Entonces empezaron a pasar cosas. Si quieres que te pasen cosas, tienes que salir a buscarlo. Me sentí muy sola en la ciudad más poblada del país, pero ahora es la ciudad que elijo para vivir.
“Si quieres que te pasen cosas, tienes que salir a buscarlo”
PREGUNTA: “Es más fácil sentir pena por alguien que sufre que alegrarse por el éxito del vecino”, escribes. ¿Lo piensas en serio?
ROZALÉN: Cuando me empezaron a ir bien las cosas, entendí esa frase. Tendemos a compararnos con quien le va peor, porque te hace sentir mejor. Tenemos una parte egoísta que hay trabajar. Tengo compañeras que han estado en las mismas que yo, pero con más talento o trabajando más, sin embargo no consiguen nada. Cómo no van a decir: ¿por qué a mí no me pasa?
PREGUNTA: ¿Cuánta importancia das al trabajo el éxito obtenido?
ROZALÉN: Quizás no soy la más talentosa, pero pero soy una curranta, eso no lo niega nadie.
PREGUNTA: ¿Crees que tu ejemplo impulsa a otras artistas femeninas a abrirse camino en este mundo?
ROZALÉN: No sé si el hecho de ser mujer anima a otras mujeres. Yo hablo de lo que vivo, así que muchas se sienten identificadas. Además, está habiendo más foco en nosotras, pero seguimos siendo una minoría. Hay que seguir.
PREGUNTA: También has sido muy sensible a la integración de personas con discapacidades auditivas para que disfruten de tu música. ¿Qué te han hecho llegar?
ROZALÉN: Las personas sordas están muy agradecidas con Beatriz, pero también los oyentes, a los que acercamos una lengua bellísima, la de signos, que te hace pensar en el otro. En nuestros conciertos no se señala a nadie por sus distintas capacidades. Hay gente muy mayor que nunca había podido ir a un concierto y ahora son fans a muerte que van con sus hijos oyentes a disfrutarlo, algo que no habían podido hacer antes.
PREGUNTA: En 2018 viviste tu debut ante un formato tan multitudinario como el del WiZink Center, ¿fue algo especial?
ROZALÉN: Cada concierto es superespecial. Vengo de Medellín con 500 personas tarareando mis canciones de arriba a abajo. Era la primera vez, cómo no va a ser eso tan especial como el WiZink.
PREGUNTA: Hablando de citas míticas, nada como aquel de Valladolid en el que intervino la policía…
ROZALÉN: Hombre, no en todos mis conciertos aparecen tres coches antidisturbios.
PREGUNTA: ¿Ha mejorado la colaboración de ayuntamientos en pro de la música en directo?
ROZALÉN: Ha mejorado regular, pero esa época fue muy bestia de persecución cultural en Valladolid.
PREGUNTA: ¿Y la situación de las salas? 
ROZALÉN: Yo en Madrid sigo yendo a salas y en el circuito de cantautores se exige mucho y luego siempre hay además problemas con los vecinos. Siempre piden mucha pasta y es imposible llegar a una sala, pero son las que  nos hacen nacer. Hay que apoyarlas a muerte.
“Hay gente sorda muy mayor que nunca había podido ir a un concierto y ahora son fans a muerte que van con sus hijos oyentes a disfrutarlo”
PREGUNTA: Hablando de eso, el disco que acompaña este proyecto glosa lo mejor de tus tres discos hasta el momento. ¿Pensando en Latinoamérica?
ROZALÉN: No se ha hecho con ese objetivo, pero yo sí tengo ganas de llegar a cada rincón del planeta. Aunque vaya a tocar delante de 100 personas, ya me parece maravilloso que me conozcan esas 100 personas solo a través de las redes. Tengo ganas de seguir invirtiendo en eso porque me inspira muchísimo y me hace tocar tierra.
PREGUNTA: En uno de los discos del álbum doble recopilas algunas de tus colaboraciones. ¿Qué imagen ofrece de ti haber trabajado con gente tan distinta?
ROZALÉN: Yo soy muy poco prejuiciosa. Lo que más he escuchado en mi vida ha sido rock y punk y canción de autor. En mi cuarto de baño tengo una pegatina de Soziedad Alkoholika al lado de una de Violeta Parra.  A nadie le he dicho nunca que no.
PREGUNTA: ¿Para cuándo el cuarto disco?
ROZALÉN: No paro de escribir y ya tengo ideas para un cuarto disco. No sé si habrá otro libro, pero que habrá cosas mías, eso seguro.
Rozalén continúa la gira ‘Cuando El Río Suena…’ en 2019, con primeras fechas confirmadas y nuevos conciertos que se anunciarán próximamente en www.rozalen.org. Entre ellos, una cita muy especial el 14 de junio en el WiZink Center de Madrid, en lo que supone su segundo concierto en este espacio.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.