Rocío Márquez, joven pero influyente voz del nuevo flamenco, encarna la revolución del género en muchos aspectos, empezando por su cada vez más habitual inclusión en portadas de medios alternativos y en todo tipo de festivales y recintos. De todo ello y de su nuevo disco, Visto en El Jueves, habla con Apmusicales.

PREGUNTA: ¿Qué queda de la artista que se alzó con la Lámpara Minera en 2008?
ROCÍO MÁRQUEZ: De los 20 a los 30 años una termina de ver qué quiere hacer en la vida y ahora es cuando me siento con mucha más claridad, aunque me reconozco completamente si miro hacia atrás.

PREGUNTA: ¿Cómo ves tu evolución hasta convertirte en Rocío Márquez, en mayúsculas?
ROCÍO MÁRQUEZ: Ha sido todo muy poquito a poco, todo muy tranquilo, espectáculo a espectáculo. Cuesta un poquito hasta que ubican el nombre y haces propuestas que a un público le pueda interesar. Pero para mí eso ha sido muy cómodo.

PREGUNTA: ¿En qué sentido?
ROCÍO MÁRQUEZ: Me siento una privilegiada. Tengo la suerte de no ser una persona mediática, pero vivir muy bien de esto con los proyectos que me interesan.

PREGUNTA: Doctora «cum laude» por la Universidad de Sevilla, de ti se ha destacado además que añades una perspectiva intelectual a lo que haces…
ROCÍO MÁRQUEZ: Me gusta que lo que presento tenga fondo conceptual y posicionamiento ideológico, pero pretendo que lo que lo promueva sea la emoción.

PREGUNTA: Ahora que se acercan las elecciones generales, ¿cómo viviste tú el ascenso de VOX en Andalucía?
ROCÍO MÁRQUEZ: Como un drama. Andalucía es compleja como la política en general y renovar de vez en cuando no está mal. Los cambios suelen ser positivos, pero si el cambio implica que esté VOX, va a ser que este no puede serlo.

PREGUNTA: ¿Es cierto que tu último disco nace inspirado por un directo?
ROCÍO MÁRQUEZ: Este disco parte de un concierto que hice con Canito hace 5 años en el Villamarta, Naranja amarga. Era la primera vez que tocamos juntos y nos sentimos tan bien que pensamos que teníamos que seguir tirando juntos para ver qué salía de ahí. Lo mismo pasó con los discos anteriores en realidad. Fueron emociones en el escenario que me desbordaron y sobre las que quise seguir investigando.

«Todos mis discos nacieron de emociones que me desbordaron en el escenario»

PREGUNTA: ¿De dónde viene el curioso título?
ROCÍO MÁRQUEZ: Sabía que era muy localista, pero también sonoro y enigmático. Yo viví en la calle perpendicular a ese mercadillo durante muchos años y allí compré vinilos y casetes. Quería poner sobre la mesa la necesidad de la memoria, mirar hacia atrás para poder mirar hacia delante, reinterpretar, pero no desde un punto de vista historicista, sino del conocimiento que eso nos puede dar.

PREGUNTA: En este disco colabora Kiko Veneno. ¿Cómo surgió esa participación?
ROCÍO MÁRQUEZ: Todo empieza siempre en un escenario. Le pedí que viniera de invitado a un concierto que tuve en la sala grande del Auditorio Nacional. Era algo muy especial y quería contar con artistas que quiero y admiro, como Carmen Linares y él. Fue un lujazo. Cuando hicimos Andaluces de Jaén, encontramos lazos comunes como Paco Ibánez, Miguel Hernández, Jarcha… Fue una emoción bonita y me daba pena no dejarlo grabado.

PREGUNTA: Has logrado incorporar a público nuevo al mundo del flamenco. No fue casual que fueses portada de un medio de música alternativa como Rockdelux. ¿Qué supuso para ti?
ROCÍO MÁRQUEZ: Me hizo mucha ilusión esa portada. Si no era la primera, era de las primeras veces que un flamenco se colaba ahí. Por un lado, yo creo que a ellos les interesaba y a mí eso me pone muy contenta. Nada de lo que hago lo hago para conseguir esto, sino como una necesidad artística de echar cosas fuera y luego las consecuencias son más o menos positivas.

PREGUNTA: Estás llevando el flamenco también a espacios que no son necesariamente tablaos. ¿Ves tu aportación ahí?
ROCÍO MÁRQUEZ: Ese paso lo dieron los anteriores, artistas como Enrique Morente o Carmen Linares que ya lograron que fuese usual encontrar el flamenco fuera de sus escenarios específicos, en otras programaciones más abiertas e incluso en festivales internacionales de músicas del mundo. Pero es uno de los testigos que yo recojo con más alegría. Para mí es emocionante.

PREGUNTA: ¿Y te ves en festivales ‘indies’ como algo normal?
ROCÍO MÁRQUEZ: Espero que sí, igual que fui al Primavera Sound. Para mí ese día fue muy importante. También en el Monkey Week. Yo, si los programadores se echan para delante, encantada. Me parece fundamental que en esos programas también esté el flamenco.

Está previsto que Rocío Márquez actúe en Musicando de Las Palmas de Gran Canaria (4 de mayo), en el Teatro Alhambra de Granada dentro de Flamenco viene del sur (13 de mayo) y en L’Auditori de Barcelona, como parte de Ciutat Flamenco (18 de mayo).

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.