Artículo de Chechu Martínez Rojano publicado originalmente en el Anuario de la Música en Vivo 2017

Lo bueno de rodearse de personas a las que admiras es que te hacen crecer. Algunas de ellas hablan aquí a partir de conceptos vinculados a su propia trayectoria. Nací en 1978 y Rosa y Paco ya estaban preparando el ecosistema en el que hoy pasamos nuestros días. Pino y Tito son puro carisma. Y Albert y Barnaby llevan mucho compartido.

Rosa y Paco

1978 
R.L: El año 1978 me evoca mis inicios trabajando junto a Miguel Bosé en el tema de la producción escénica y su promoción europea y americana. En España, hablando de artistas locales, en lo que a mí respecta me parecía todo una gran chapuza. Había mucho que mejorar. La producción era nula. Con Miguel Bosé fuimos de los pocos pioneros en trabajar los montajes y la producción no solo en España, sino también en Latinoamérica, en el mítico Tour 80. Había una ausencia absoluta de infraestructura.
P.M: Tenía 21 años y empecé a trabajar con Gay Mercader, que ya llevaba siete años haciendo conciertos. Todo era difícil para el promotor, pero era muy gratificante ser parte de este negocio en lugar de fichar en cualquier banco o similar.

Riesgo
R.L: En el caso de RLM, al ser mánagers, el riesgo siempre es compartido con el artista, lo que hace doblemente importante acertar en todas las variantes de la organización: unas veces se prioriza la rentabilidad, meintras que otras prima que sean conciertos estratégicos.
P.M: Es clave analizar y conocer bien el riesgo de cada operación así como su conjunto. El criterio sobre los riesgos que se pueden asumir debe de estar bien definido y debes saber retirarte a tiempo si te sobrepasan.

Método 
R.L: El trabajo tiene que ser siempre riguroso,  en equipo y con mucha antelación, sin carecer de la intuición necesaria.
P.M: Sin un método bien definido y comunicado al resto de la organización, no puedes manejar un gran volumen de operaciones. Es una de las claves para crecer y controlar tu negocio.

Creatividad
R.L: RLM se implica a través de su director de contratación y marketing Yann Barbot en algo innovador y creativo. Nos involucramos de lleno en la producción del evento más allá de la publicidad y en la producción local. Históricamente he amado las dos facetas.
P.L: Es esencial. No hubiésemos hecho lo que hicimos sin ella. Además, si no, antes o después, te acabas aburriendo.

Equipo
R.L: El equipo es la clave de una empresa que lleva más de 35 años dando guerra. Una mezcla de veteranos con mucha experiencia y jóvenes que aportan la necesaria inconsciencia e ideas innovadoras. Lo que no puede faltar en nadie es la ilusión. Tenemos in the house a todos los departamentos necesarios para llevar a cabo un concierto como promotores, pero es habitual contratar también a freelances.
P.L: Es más que esencial para crecer ordenadamente. Sin mi equipo no habría podido desarrollar mis funciones en la empresa, ni ahora ni antes. Cada integrante debe tener bien definidas sus funciones y claras las de los demás, así como el objetivo conjunto. Pero a la vez también es importante un toque de flexibilidad  y mucha autonomía individual.

Pino y Tito

Carisma 

P.S.: Es lo que consigue cautivar, impactar y conectar con alguien. Es algo que te llama la atención con mucha armonía y te hace a la vez realmente único y diferente.

T.R: La capacidad de liderar, de marcar el rumbo y de hacerlo con empatía, implicando a quienes te rodean, con generosidad y sin imponer, simplemente consiguiéndolo por tu convicción, tus palabras y personalidad.  Para mí, es un don necesario en cualquier proyecto empresarial de éxito, pero lo es todavía más en nuestro sector, donde los excesos de ego están presentes más que en cualquier otro negocio.

Artista
P.S: Hay muchos artistas que me han impactado y guardo un recuerdo especial de muchos momentos imborrables, como el concierto de Metallica en el campo del Rayo Vallecano. Fue una misa espiritual entre lluvia, rayos y truenos. La gente se volvió loca. Seguro que no lo olvidarán nunca. Fue un momento impactante para todos, difícil de olvidar, una comunión de rock satánico en medio de una apoteósica tempestad.
T.R: Sentirte cerca de ellos y conocerles ha sido siempre especial para mí. Siempre con respeto y sabiendo estar. Los artistas son personas, pero nuestro negocio es ‘vender’ su talento, y estamos a expensas de sus voluntades, excentricidades y miedos. Cuando hay miles de personas que dependen de estos ‘momentos’, entiendes un poco más lo apasionante que es nuestro mundo.

Familia
P.S: Nunca te olvides de dónde vienes y a dónde vas. Cuando entres en tu casa, deja la mochila de problemas en la puerta, porque no hay nada más importante que la familia.
T.R: No es nada fácil conciliar en nuestro sector, pero es un privilegio poder compartir con mis seres queridos una de las cosas más bonitas que me ha dado mi profesión: la pasión por la música y la magia del directo. Guardo en mi corazón momentos emotivos vividos en familia que compensan las muchas noches fuera de casa.

Excel
P.S: Es un programa coñazo con el que hay que convivir.
T.R: El nuestro es un negocio de pasiones. A veces el primer Excel lo visualizo en la cama cuando me cuesta dormir. Pienso en el concierto, la estrategia de negociación, el local apropiado, los precios de las entradas. Al día siguiente lo analizas en frío y lo plasmas. Este es un negocio en el que juega la intuición, el olfato y la apuesta por el riesgo, pero confirmar, en el Excel, que los números son coherentes es clave.

Estrés
P.S: Un elemento necesario y casi adictivo. Este negocio está hecho para vivir con el estrés y no tiene solución. Hay que convivir con él. Move on.
T.R: Nuestra actividad es frenética, el riesgo en el negocio es una constante y dependemos de variables que no puedes prever. Tienes dos caminos: dejarte llevar por el ‘estrés negativo’ o bien gestionar esta sobreactividad con mucha ilusión y relativizando los conflictos que aparecen en el día a día. Eso es lo que yo llamo ‘estrés positivo’. Un prestigioso médico me dijo hace poco que las personas que afrontan el estrés con positividad tienen las paredes arteriales más delgadas que la media. Aprendamos a vivir con ilusión y a relativizar los problemas. Seremos más felices.

Albert yBarnaby

Adaptación
A.S: Somos camaleones que nos adaptamos al medio según va cambiando. Sin adaptación al entorno, no hay continuidad en este negocio.
B.H: Es clave para funcionar como promotor, y hoy en día, más que nunca. Los medios que tenemos para promocionar un concierto están continuamente cambiando y hay que saber adaptarse y aprovecharse de ellos.

Guiris
A.S: El diccionario del argot debería incluir ya una nueva acepción que defina ‘guiris’. En nuestro mundo, no son los extranjeros que nos visitan, sino los agentes internacionales y su entramado. La situación es divertida cuando con mis amigos y socios guiris hablamos de los guiris, como cuando Barnaby me cuenta que el guiri le ha dicho que tal y que cual.
B.H: ¡Ja! ¡Yo soy guiri! Pero la persona a quién más referimos cuando hablamos de guiris es el o la agente de la banda. “Hasta que no nos diga algo el guiri, poco podremos hacer”. Suele ser lo habitual. Al fin y al cabo es el guiri quien te dice si se va a hacer una gira o si no, y por eso están en todas nuestras conversaciones.

Amistad
A.S: Imprescindible para mantener proyectos de larga duración con otros socios. Tengo buenos amigos en el negocio, y ayuda mucho que haya amistad para conservar y prolongar proyectos en el tiempo. Entre ellos, están el FIZ, con Michel Pérez, y las coproducciones de giras con Barnaby y Elie. Es un placer y un privilegio trabajar con amigos en lo que realmente te gusta.
B.H: A veces, las mejores relaciones en este negocio se pueden hacer a base de una buena amistad, y en casos así, ¡no hace falta ni firmar contratos! Desde Mercury Wheels tenemos una larga relación con Albert Salmerón, de Producciones Animadas, que ha sido nuestro copromotor en Barcelona y lo hemos mantenido a lo largo de todos estos años sin firmar nunca ningún tipo de papel. Desde luego, una afinidad personal puede ayudar mucho a la hora de llevar negocios a cabo. Pasa lo mismo con Dani Poveda, del Vida Festival. Nuestra amistad nos ha permitido hacer del Vida un festival único y especial.

Negocio
B.H: El negocio está cambiando mucho. Nosotros nos hemos unido con Live Nation, que es una empresa mucho más grande. Así, podremos seguir creciendo y abrir nuevos caminos. Creo que en los tiempos de hoy en día, la unión hace la fuerza.

Hype
A.S: Mantienen vivo el motor de la industria musical. Ahí tiene que intervenir el criterio del promotor para discernir, ardua tarea, lo que es un hype pasajero (la mayoría) de lo que llega para quedarse.
B.H: ¡Hay que tener mucho cuidado con esto! ¡El hype de hoy puede ser el hambre de mañana! Es muy fuerte ver cómo el hype puede convertir a una banda desconocida en adoración de masas en cuestión de semanas.  Luego, la clave y lo más difícil es saber mantenerte allí arriba.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.