Este mismo martes Kiko Veneno se quejaba en Late Motiv, el late-night de Andreu Buenafuente en Movistar, de la falta de contenido cultural en los debates políticos. “No se ha hablado nada de música ni de cultura. ¡Qué pena! ¿Verdad?”, decía.

En el segundo debate, que se emitió por Atresmedia, la cultura entró como pregunta forzada por los moderadores Ana Pastor y Vicente Vallés y protagonizó, según Jenesaispop, menos de un minuto y medio de tiempo sumando el total de intervenciones.

El actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó el momento para sacar pecho de los logros de su breve ejecutivo y citó al Estatuto del Artista, al que se refirió por error como ‘estatuto del creador’. La cuestión es que, precisamente este punto, es el único que comparten todos los programas electorales.

De hecho, esta sensación de poca confrontación y de extraño consenso es lo que se ha vivido en los encuentros que han tenido lugar para abordar específicamente la cuestión cultural. Es el caso, por ejemplo, del debate organizado por Primavera Sound Radio que tuvo lugar este miércoles en Abaixadors10.

 

También parece ser que fue el clima que dominó en la sede de la Filmoteca, donde se celebró el debate organizado por Adepi llamado ‘La papeleta de la Cultura’.

Allí, los representantes políticos compartieron la necesidad de un ministerio de «Cultura independiente y con fondos suficientes que no solo sirva para dar visibilidad a un sector económico más que pujante», explican en La Ser, justo antes de recordar que se trata de una industria con más de medio millón de trabajadores y que representa cerca del 4% del PIB español.

Como en Abaixadors10, sin demasiada concreción, todas las formaciones estuvieron de acuerdo en la necesidad de desarrollar más el Estatuto del Artista y de poner en marcha una ley de mecenazgo.

Pero el próximo domingo no solo hay elecciones generales, sino también autonómicas en la Comunitat Valenciana. Y la cultura también ha contado con actos específicos en los que han debatido los representantes políticos.

Así, según explican en CulturPlaza, para la comunidad el programa electoral del Partido Popular sí es concreto. Y explicita: «Potenciaremos e internacionalizaremos los festivales de música que se celebren en nuestra Comunitat para volver a ser un referente internacional y escaparate de los trabajos artísticos de nuestros jóvenes creadores».

El partido liderado por Isabel Bonig parece haberse propuesto crear «líneas de ayudas y una ley para regular porque hay muchos problemas en las autorizaciones», como avanzó en uno de los almuerzos con candidatos organizados por Valencia Plaza. «Hay que crear un marco normativo claro», añadió la candidata.

«¿Ayudas a festivales? Claro. Feijóo le da al festival gallego tres millones de euros. El gobierno valenciano no da nada […] Si el FIB se mantiene es por la Diputación de Castellón, que ha hecho tierra de festivales», sentenció Bonig.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.