Unidos Podemos ha presentado una propuesta de ley en el Congreso de los Diputados para la derogación del artículo 71 de la Ley de Propiedad Intelectual. Su intención es acabar con la «injusticia histórica» con la que se ha tratado a la cultura y en particular a los autores musicales, y persigue, dicen, disminuir la precariedad laboral en el sector.

En su exposición ante la prensa, el diputado Eduardo Maura explicó que hay tres factores importantes que atañen al artículo y que afectan de manera considerable a los ingresos que perciben los autores.

La cesión del 50% de sus derechos de comunicación pública, que representa la mitad de los ingresos por la explotación de las obras en contextos como la hostelería, comercios, radio y televisión, entre otros. Se trata de ingresos que también están destinados para el pago del editor musical, una figura que, según Maura, «tenía sentido siglos atrás, cuando se imprimían las partituras y con ellas se accedía al derecho de tocarlas en directo. Pero ahora, en la época de internet, de la televisión, de la radio, el editor musical ya no tiene ninguna obligación para con el autor».

Asimismo, el diputado de Podemos agrega que también es importante cambiar la duración de la cesión de los derechos que supuestamente se establecen en el artículo 71, mediante una serie de excepciones para los contratos de edición musical que obliga al autor a ceder los derechos por toda la vida más 70 años tras su muerte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.