Acabar con la inseguridad jurídica y conseguir un nuevo marco legal que acabe con la precariedad. Estos son los objetivos de la Plataforma Estatal por la Música, la organización que reúne a cerca de 8.000 músicos, 258 salas de conciertos, 71 festivales, 71 promotoras musicales, 342 empresas de management y representantes y 600 empresas del gremio de las discotecas y salas de fiesta.

El proyecto, del que forma parte la Asociación de Promotores Musicales, se ha presentado esta mañana en la Sala Sidecar de Barcelona, un mes después de que se diera a conocer en una rueda de prensa en Madrid. En el acto, la portavoz Carmen Zapata ha asegurado que la industria musical «ha cambiado mucho desde 1985», por lo que se han propuesto «modificar, ampliar y mejorar» la actual legislación para conseguir un marco laboral y fiscal comparable al otros países de la Unión Europea. «Antes había salas de fiestas con orquestas fijas que eran personal de sala asalariado. En cambio ahora, con los actuales formatos, las relaciones y los riesgos son compartidos», ha asegurado la también gerente de la Asociación de Sales de Conciertos de Cataluña (ASACC).

Por eso, afirman, el objetivo de la Plataforma Estatal por la Música es dar respuesta a las diferentes situaciones en las cuales se desarrollan las contrataciones de músicos y grupos musicales, de manera que se asegure que los trabajadores estén protegidos en todo momento. «Hay que definir la casuística actual de relaciones entre músicos y salas que varían dependiendo del formato o medida de los espacios. Una vez las tengamos definidas tenemos que trabajar para que todo el mundo esté protegido. No queremos que los músicos sufran precariedad ni que el organizadores sufran indefensión jurídica», ha recalcado Zapata.

Plataforma Estatal por la Música

Al mismo tiempo, la plataforma busca garantizar la estabilidad y seguridad jurídica, tanto en el sector privado como en el público, además de conseguir la plena compatibilidad de las pensiones con los rendimientos de autor y otros relacionados. Así, esta nueva legislación tendrá que tener en cuenta aspectos tan relevantes como la intermitencia, la especificidad y las compatibilidades de la profesión.

Guillem Arnedo, portavoz de la agrupación y presidente de la Asociación de Músicos de Jazz y Música Moderna de Cataluña, ha asegurado que el objetivo es «encontrar una legislación que aclare cómo tienen que ser las relaciones contractuales artísticas». Además de los músicos, entidades y empresas, la Plataforma Estatal por la Música cuenta con el apoyo y colaboración de las áreas de cultura de los ayuntamientos de Barcelona, La Coruña, de la dirección de música del Instituto Valenciano de Cultura, del Institut Català de les Empreses Culturals (ICEC) y el CONCA.

Para los portavoces, la constitución de esta entidad es un hito muy importante por el sector. «Es la primera vez que tanto músicos profesionales como organizadores, tanto privados como públicos, se unen para trabajar juntos para encontrar una regulación que refleje la realidad del sector musical», ha afirmado Arnedo.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.