Pedro Guerra celebra los 25 años de su desembarco a Madrid y a la mítica sala del circuito de cantautores Libertad 8 con el relanzamiento de su primer disco en solitario, Golosinas, esta vez con colaboraciones de Juanes, Pablo López, Vanesa Martín y Rozalén, símbolo para muchos del resurgimiento de la canción de autor. En una entrevista con APMusicales, el músico canario rememora aquellos días y proyecta su mirada hacia el futuro.

PREGUNTA: En el último lustro has lanzado el recopilatorio 30 años (2013), el directo con colaboraciones 20 años Libertad 8 (2014), has reeditado el disco con Ángel González, de 2003, y ahora Golosinas. ¿Te sientes especialmente nostálgico?

RESPUESTA: Ha sido pura casualidad. Lo de Golosinas ha sido porque aquella época fue muy importante para mí.

P: ¿Qué recuerdas de aquellos primeros meses en Madrid que dieron lugar al álbum?

R: Llegué a Madrid en 1993 con la guitarra y muchas canciones ya escritas. Empecé a tocar en Libertad 8 y durante un año y medio surgieron el resto de canciones. Cuando llegó el momento de grabar el disco, se pensó: ¿por qué no hacerlo en vivo y captar el ambiente de lo que estaba pasando con el público que se sabía esas canciones?

P: ¿Lo sientes como un disco capital para la canción de autor, como destaca Marwan en el libro del álbum?

R: Prefiero que lo digan ellos, porque a mí me abruma, pero sí hay cantautores que me dicen lo importante que fue para ellos Golosinas, como para mí lo fue Al final de este viaje de Silvio Rodríguez o Mediterráneo de Serrat.

P: ¿Qué ha cambiado en este tiempo en ese circuito?

R: El músico sigue teniendo que poner mucho de su parte. Antes la industria apostaba más. Cuando yo llegué a Libertad 8, a los garitos de Madrid iba la gente de las discográficas aún iba a interesarse y escuchar. Aún así, sigue habiendo un circuito importante de salas por toda España.

“Cuando yo llegué a Libertad 8, la gente de las discográficas aún iban a interesarse y escuchar”

P: ¿Y en cuanto al resurgir del género, qué ha cambiado?

R: El público ha cambiado y también los modos de consumo, pero es que todo es cíclico y ahora parece que hay un resurgir de los cantautores.

P: ¿Vuelven a hacernos falta los cantautores?

R: Supongo que nuestras canciones intentan hablar de algún tema o reflexionar sobre algo que nos preocupa y eso hace que algunas personas se identifiquen con ello. No es como un reguetón, que está muy bien para bailar, pero que no tiene esa necesidad de identificación. Ojalá nunca se pierda la necesidad de escuchar música para sentirse mejor.

P: En tu caso, rememorabas cómo en tu primera actuación solo había dos meses ocupadas y no sabías si te estaban haciendo caso siquiera…

R: Sí lo sé: no me estaban haciendo ningún caso (risas).

P: Pero un mes después, el local estaba lleno. ¿Lo del boca-oreja sigue funcionando para llenar una sala o ahora todo pasa por las redes?

R: Rozalén empezó siendo un boca-oreja en redes, pero esa es otra forma de boca-oreja, aunque sea digital. Marwan, Andrés Suárez… Todos ellos han estado en Libertad 8, han ido a garitos pequeños de Ciudad Real, de Cuenca, han repetido… Es verdad que si eso no es amplificado, se llega un límite, pero aún hoy todo empieza por un comentario positivo.

P: Has citado a varios artistas de este género que han debutado ya en el WiZink Center, también Ismael Serrano este año. ¿Te ves ahí?

R: Es un salto que no se hace solo porque uno quiera, sino también porque se den las circunstancias. A mí me encantaría.

P: ¿Cómo será la gira de conciertos de Golosinas?

R: Los conciertos se compondrán de dos partes, una primera en la que tocaré el disco de Golosinas entero y, después, un repaso por toda mi discografía hasta los últimos, Arde Estocolmo y los sonetos de Sabina. Por primera vez en mucho tiempo llevo una banda, con dos músicos a la batería y bajo, yo a la guitarra, en formato trío.

P: ¿Habrá colaboraciones?

R: Puede, pero una cosa es querer y otra poder. Exige poner en común agendas, pero donde se pueda, sí.


Pedro Guerra iniciará su gira el 2 de noviembre en Lanzarote (Teatro Salinero de Arrecife) y continuará el 3 en Fuerteventura (Palacio de Congresos de Puerto del Rosario), el 4 en Las Palmas (Auditorio Alfredo Kraus), el 23 en la localidad tinerfeña de La Orotava (Auditorio Teobaldo Power) y el 24 en La Palma (Terrero de Lucha). En 2019 actuará en Madrid el 16 de enero (en una sala por confirmar), en Valencia el 18 (Palau de les Arts) y en Murcia el 9 de febrero (Teatro Circo), por citar algunos puntos.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.