Casi de milagro, Niños Mutantes vuelven a la escena musical con 10, un nuevo disco que llega tras Mutanciones, el álbum de homenaje que grabaron en su honor numerosos colegas de profesión, y tras la vorágine de sensaciones que desembocó en una gran pelea en el seno del grupo. Ellos, lejos de ocultarla, la convirtieron en canción, convencidos ahora de que incluso donde no llega la amistad sí lo hace el amor común por la música.

PREGUNTA: ¿Cómo arranca esa gran bronca que a punto estuvo de dar al traste con Niños Mutantes?
RESPUESTA (Juan Alberto Martínez): Lo de Mutanciones fue una explosión de emociones bastante intensa, empezando por la sorpresa del disco y acabando por el propio concierto en Madrid; puede que nos quedáramos con estrés post-traumático. Quizás hubo cosas que no habíamos hablado. Lo raro es que en 20 años nunca hubiéramos tenido discusiones y, de hecho, presumíamos de ello, de que nuestros lazos eran de hermandad por encima de musicales.

P: ¿Así que Mutanciones tuvo una cara positiva y otra negativa?
R (Nani Castañeda): Pese a disfrutarlo mucho, el parón de Mutanciones no nos sentó bien, porque nos estresó más de la cuenta y supuso retrasar unos meses más todo este disco, que ya estaba hecho a la mitad y para el que teníamos muchos planes.
R (Juan Alberto): Por otro lado, hemos hecho la mejor gira y disco que hemos sido capaces de imaginar por estar a la altura de esas expectativas y cariño que la escena musical ha puesto en nosotros.

P: ¿Cómo recondujisteis la situación?
R (Juan Alberto): Estamos en ellos (risas).
R (Miguel Haro): Tras este bache nos hemos dado cuenta de que la música es más importante que la amistad y que esta hay que empezar a entenderla de otra manera.

“El parón de Mutanciones no nos sentó bien”

P: ¿Por qué el cambio de sonido?
R (Juan Alberto): El futuro ya nos parecía un disco excesivamente pop, sin más connotaciones, y nos apetecía algo más de oscuridad. Necesitábamos huir de la zona de confort como parte de la terapia. Pensamos que César y Abraham de León Benavente nos podían aportar lo que andábamos buscando ahora mismo, un sonido más crudo.
R (Miguel): Nosotros queríamos viajar a La India y con ellos terminamos descubriendo América. Nos hemos sentido muy cómodos con este nuevo sonido, que tiene rabia y pasión.
R (Andrés López): Era importante tener al lado ya no tanto productores como colegas con los que nos sintiéramos a gusto trabajando y en cuyo criterio tuviéramos confianza como para que nos dieran las hostias necesarias cuando estábamos cayendo hacia el lado oscuro.

“Es posible que en la nueva gira contemos con un quinto elemento a quien admiramos mucho”

P: ¿Y en el directo se va a percibir esa rabia en todo el repertorio?
R (Juan Alberto): En los conciertos también queremos que las canciones no sean meras reproducciones de las versiones del disco y quizás contemos con un quinto elemento sobre el escenario, alguien a quien admiramos mucho y que nos está permitiendo descubrir matices nuevos en canciones antiguas.

P: ¿Qué tiene Granada para alumbrar tantos músicos importantes?
R (Nani): Viene de ver en el escenario a 091 y Lagartija Nick, un fenómeno se va repitiendo y que tiene un poco que ver con el lema del punk de “hazlo tú mismo”: pensar que puedes hacer lo mismo que ese tío que es un ídolo cuando se sube al escenario y que vive dos calles más allá y compra el pan en el mismo sitio.
R (Juan Alberto): Es difícil explicar por qué se ha generado en la ciudad ese círculo vicioso que produce bandas cada 5 o 6 años. Ahora está sobresaliendo Trépat, sin que haya llegado a su máxima altura Lori Meyers y, a la vez, 091 ha hecho una gira de reunificiación que ha tumbado a España.

“Es un desastre que en Andalucía no se pueda actuar ni en pubs ni en bares”

P: ¿Y hay un circuito suficiente en la ciudad?
R (Andrés): Lugares para tocar hay, lo que sucede es que no se puede actuar ni en los pubs ni en los bares. Es un desastre que tenemos en Andalucía en general.

P: Es conocido que fue un concierto de Surfin’ Bichos lo que dio origen a Niños Mutantes, pero ¿qué os hizo soñar con ser músicos en primer lugar?
R (Nani): Yo creo que precisamente fue un concierto de Lagartija Nick en la feria de muestras de Granada cuando presentaban Inercia (1992). Yo salí traspuesto de allí y quería ser Antonio Arias. Nos dejaron maravillados.
R (Juan Alberto): No nos ha pasado solo a nosotros, los granadinos. Abraham Boba, a muchos kilómetros de distancia, en Vigo, dice que también lo que le despertó la vocación fue un concierto de Lagartija Nick.

Niños Mutantes son parte del cartel del festival SanSan de Benicàssim (Castellón), que se celebra la próxima semana. Ya en mayo, tocarán en Madrid (sala OchoyMedio, día 6) y en el festival En Órbita de Armilla (Granada, día 13).

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.