Después de dos discos como Hannah y Hannibal, el grupo de Collbató Anímic ha vuelto para romper la baraja con Skin. Ha habido un cambio, un quiebro, una transformación. Es un último escalón de un camino de subida que empezó hace ya 14 años. El sonido campestre y acústico de los inicios se ha ido oscureciendo hasta recibir que la propia banda unas duras puñaladas de techno eléctrico y electrificado. Así suenan, por ejemplo, ‘TV‘ y ‘Glass‘. ¿Pero qué les ha llevado hasta aquí? ¿Qué conciertos les hicieron dar los primeros pasos?

El bajista del grupo, Miquel Plana (Zuma), explica que de pequeño pasaba muchas horas ayudando a su madre en el taller. “El trabajo era mecánico y manual, así que podía estar inmerso en la burbuja de mi walkman. En aquella época las únicas cassettes que yo escuchaba eran de Siniestro Total, Decibelios, Sex Pistols… Pero de todas ellas la que más me fascinaba era el Nicaragua Rock, la grabación de un concierto celebrado en el Palau d’Esports de la calle Lleida, en mayo del 86, en beneficio de la Coordinadora Catalana De Solidaritat Amb Nicaragua, en la que participaron Elektroputos, La Polla Records, Cicatriz, L’Odi Social y Kortatu“.

Ese concierto marcó a toda una generación y Zuma fue uno de los afectados. “Imaginaba que yo era el que cantaba todas aquellas canciones, y tocaba la guitarra, cambiando de expresión y de actitud con cada uno de los cantantes. Por aquel entonces yo no tenía ni idea de cómo era un escenario ni qué pasaba en los conciertos”. Poco después que empezó a frecuentar los locales de ensayo de Esparreguera, y un amigo de su hermana le regaló un bajo destartalado que cambiaría su destino. La semilla ya estaba puesta: era un punk.

“Fue gracias al punk y a su actitud, más que a su música, que se definió mi manera de tocar, de entender la música, de saberla disfrutar sobre un escenario, de saber qué pedirle a ella y de saber siempre qué le podía dar yo, más por pasarlo bien y mantener una actitud sincera que por obsesionarme con tener los niveles técnicos que he ido alcanzando muy despacio”.

Quizá sin el punk de Zuma, el dark-folk-pop de Anímic no habría sonado nunca como llegó a sonar. Y quizá sin el punk de Zuma, la banda no habría avanzado derribando barreras y prejuicios. El sábado, el grupo estará tocando en el Yeah Indie Club en Girona; y a partir de mayo pasará por el Primavera Sound, Embassa’t, el Vida Festival, el BBK Live, entre otros.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.