Este jueves se presentó en Barcelona el proyecto festival Jardins de Terramar, que tendrá lugar en Sitges entre el 28 de julio y el 5 de agosto, en la que será su edición “cero”, según la apodaron los propios organizadores.

A falta de que se descubra en los próximos días alguna otra sorpresa, el festival cuenta con un cartel que incluye, el 28 de julio, La La Land con orquesta sinfónica, en la que será su primera fecha en España; el 1 de agosto, Fangoria, con un público muy especial que les espera en Sitges; el 3 de agosto, Ara Malikian, el violinista que más gira por España con gran acogida en todas partes; el 4 de agosto, Mayumana, una compañía israelí que ha diseñado un show de percusión con música de Estopa; y el 5 de agosto, Miguel Poveda, con un espectáculo en tres partes dirigido por Joan Albert Amargós.

La iniciativa, que empezó a gestarse hace tres años en la mente de algunos responsables de la ciudad de Sitges junto a algunos directivos de la empresa Emotion Technologies, cogió el impulso definitivo hace un año y medio cuando se sumó al proyecto JET Management, una de las promotoras asociadas de APM.

El director de JET, Juan Ramón Rodríguez, explicó que hasta ese momento la empresa había recibido varias propuestas para llevar a cabo festivales de música, pero nunca habían encontrado el “hecho diferencial” que les llevó esta vez a decir que sí: la clave estaba en el espacio, los jardines de Terramar, y en el potencial nacional e internacional de la marca Sitges.

Así, detallaron que con un escenario con 1.500 personas de aforo situado en el centro de los jardines buscarán también el hecho diferenciador en la experiencia del público, cuidando el antes y el después de los conciertos y ofreciendo algo más que música.

Para ello, la organización pretende convertir el espacio en un “bosque lleno de magia transformado por la tecnología”, según dijo Carles Gilibets, de Emotion Technologies y codirector del festival, quien explicó también que uno de los partners principales de la cita será el grupo Melià.

Con voluntad de convertirse en un festival de referencia a nivel estatal, los organizadores han preparado un cartel ecléctico, con un presupuesto por parte de los promotores de alrededor de 600.000 euros.

Por su parte, el alcalde de Sitges, Miquel Forns, no quiso detallar todavía los costes que tendrá para el municipio, pero afirmó que la aportación más importante es en especias, como todo lo relacionado con la logística exterior al recinto, la movilidad, etc.

Eso sí, Forns aseguró que el festival persigue tener alma propia, y Sitges espera obtener de él un retorno económico, social y de posicionamiento, en el sentido de que sirva para seguir trabajando la marca nacional e internacional de la ciudad.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.