Miss Caffeina se presentan orgullosamente pop en su cuarto disco, Oh Long Johnson, con el que se convertirán en una de las propuestas de baile con contenido más claras de la próxima temporada de festivales. APMusicales habla con dos de sus integrantes sobre este nuevo álbum y sus proyectos de futuro.

PREGUNTA: ¿Qué ha llevado a Miss Caffeina a este punto?
ÁLVARO SERRANO: Con Detroit abrimos una puerta que representaba un camino nuevo para nosotros en cuanto a sonido, de producción incluso. Todo ese aprendizaje ha hecho que nos encontremos en este punto. Es el lugar que queríamos explorar. Para la banda supone un salto que necesitábamos.

PREGUNTA: ¿Se está rompiendo el tabú de declararse en España orgullosamente pop, especialmente en el ámbito alternativo?
ÁLVARO SERRANO: Es cierto que la escena está evolucionando hacia otro escenario. Es una cuestión de quitarse complejos. Decir que eres rock es como ser el malo de la clase, pero el pop es el niño bueno.

PREGUNTA: Quizás el tema donde lleváis todo esto a su máxima expresión es Prende, con el uso incluso del autotune, tan de moda por el trap…
ÁLVARO SERRANO: En cuanto a producción es uno de los temas más potentes y de los que le han dado a la banda un sonido más diferenciado. Teníamos muy claro que, junto con la importancia de los beats y bases electrónicas, la voz de Alberto debía estar muy presente y clara, aún a expensas de determinados arreglos o elementos que podían funcionar en la canción.
ALBERTO SERRANO: Lo del autotune nos parecía una cosa muy divertida, pero no queríamos traspasar la delgada línea del buen gusto con ese recurso.

PREGUNTA: Reina es una canción muy importante del disco y también muy personal. ¿Qué te llevo a escribirla?
ALBERTO JIMÉNEZ: Escribí unan canción que se llama Calambre sobre el mismo tema y me di cuenta de que aún tenía una sensación de rabia, demasiada oscuridad para este tema, pero yo no estaba en ese momento, sino en uno de reconciliación. Cuando me fui de Talavera, me pasé muchos años sin querer volver, porque me recordaba todo lo que me había pasado allí que no me había hecho feliz. En Madrid hice una vida nueva rodeado de la gente que quería. Pero ahora, con el paso del tiempo, me voy reconciliando y voy encontrando otra vez cosas positivas. Allí está mi familia. Ese sentimiento necesitaba reflejarlo en una canción.

PREGUNTA: El nuevo disco incorpora un Blu Ray con el último concierto de la anterior gira, ¿qué preparáis para esta?
ALBERTO JIMÉNEZ: Estamos ya con la preproducción. En el fin de gira de Detroit, las dos fechas de La Riviera hicieron en nuestra cabeza un click mental a la hora de ver la reacción del público. Este disco es una oportunidad para dar otro salto en esos aspectos. Estamos preparando el mayor show de luces que hayamos hecho hasta ahora, invirtiendo en ello a sabiendas de que muchos espacios no te lo pueden proporcionar, pero lo queríamos para apoyar la respuesta del álbum. Vimos que tan importante como las canciones era la producción para desmarcarse con el directo.

“Estamos preparando el mayor show de luces que hayamos hecho hasta ahora”

PREGUNTA: Y entre las fechas que se han anunciado, hay muchos festivales. ¿Será un año de horarios estelares para Miss Caffeina?
ALVARO SERRANO: Lo único que esperamos es que teniendo un disco tan bailable, no nos pongan a las dos de la mañana, que somos gente muy responsable y a esa hora estamos bastante “off”. Ahora mismo tenemos más de 30 fechas programadas hasta octubre y esperamos que sigan en 2020.

PREGUNTA: Acabáis de volver de vuestra primera visita a México. ¿Cómo ha ido?
ALBERTO JIMÉNEZ: Ha sido increíble. Hemos hecho promo, hemos tocado solos y hemos sido teloneros de una banda muy grande. Todo lo que te dicen del país es verdad: la pasión que ponen cuando van a un concierto, cómo se saben todas las letras… ¡Si hasta nos vinieron a buscar al aeropuerto, como si fuésemos los Backstreet Boys! (risas). Ahora en serio, ha sido muy bueno para nosotros, porque nos hemos dado cuenta de que todo el feedback que recibíamos a lo largo de estos años era real. Hubo gente que se quedó fuera de la sala incluso y eso hará que la próxima vez que vayamos, que ya lo estamos planteando, sea a una sala más grande y para hacer carrera allí, aunque sea poco a poco.

PREGUNTA: ¿Recordáis cuál fue el concierto que os llevó a subiros a un escenario?
ÁLVARO NAVARRO: Yo tuve dos. El primero, en el Palacio de Deportes de Granada, fue siendo niño y cantaba Miguel Bosé. Y luego, con 14 años, uno de Extremoduro. Lo recuerdo perfectamente: había acabado 8º de EGB y fui con mi hermano. La gente fumaba y yo aún ni detectaba a qué se correspondía ese olor, el grupo hacía su pausa de 30 minutos… Eran los años 90 y la música en vivo era radicalmente distinta a como es ahora.
ALBERTO JIMÉNEZ: En mi ciudad se hacían algunos en las fiestas patronales, que estaban bien pero tampoco eran… Mi primer concierto grande fue Cranberries en el Palacio de los Deportes de Madrid y fue la primera vez que vi algo de esa magnitud. Ya había ido a otro, con elementos que me llamaron mucho la atención, el de las Spice Girls en el 1998. ¡Y voy a Bristol ahora!

Miss Caffeina arrancará la gira el 28 de marzo en Bilbao (sala Sonora) y actuarán en otros puntos como la sala Custom de Sevilla (13 de abril), La Riviera de Madrid (9 de mayo) o Razzmatazz de Barcelona (16 de mayo). Además, tienen en agenda festivales como San San Festival de Benicassim (Castellón), Warm Up Festival de Murcia o Sonorama Ribera de Aranda de Duero (Burgos).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.