Para relajarse, para estudiar, para trabajar… Los directos en youtube que emiten 24 horas canciones de lofi y hip hop pueden escucharse en muchos ambientes y siempre consiguen el efecto deseado por el oyente. Quizá esta sea la razón de su éxito. Porque lo cierto es que estos canales acumulan millones de seguidores – yo misma entre ellos -.

El mejor canal – y el más popular – es el de Chilled Cow (pincha en la imagen para acceder), seguido de MellowBeat Seeker y de Chillhop Music. Es fácil identificar estos canales: siguen todos la misma estética anime. Una chica estudiando, una calle de Tokio lloviendo, un gato tranquilo y feliz en una habitación… Imágenes animadas que se repiten en un loop infinito y que transmiten las vibraciones del lofi, un estilo musical que surgió de la mezcla entre el hip hop y el jazz.

“Puedes pensar que cualquier persona en su habitación puede iniciar uno de estos canales y comenzar a obtener ganancias gracias a los ingresos publicitarios igualitarios de YouTube, y hasta cierto punto, eso es cierto”, dice VICE. Este y otros artículos explican que los gestores de estas cuentas suelen ser jóvenes que ganan hasta 5000 dólares al mes.

En El País, en cambio, han enfocado la noticia hacia los derechos de autor. “De momento, no parece que vayan a producir un terremoto en la industria de la música, pero cada vez hay un mayor número de estaciones independientes online que colonizan la plataforma. Unas lagunas legales que ya tuvieron su origen en el mercado físico, mucho antes de que Internet los popularizase. Hace casi una década, se calculaban que más de 3.000 emisoras de radio emitían de forma ilegal solo en España. Sus efectos eran tan alarmantes que los radiodifusores aseguraban que esta competencia desleal les estaba causando más daño que la propia crisis publicitaria.”

Sobre El Autor

Paula Pérez

Periodista. Soy la directora de la revista musical Qualsevol Nit.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.