Lagartija Nick siguen presentando por toda España su último disco, Crimen, sabotaje y creación, con el que han recuperado para sus filas a Juan Cordorniú tras varios años fuera de la banda, y que supone además su vuelta a los estudios después de un largo paréntesis de seis años. Tanto su líder, Antonio Arias, como el retornado Cordoniú charlan con APMusicales sobre todo ello.

PREGUNTA: ¿Cómo surge este álbum después de tanto tiempo?
RESPUESTA (Antonio Arias): Buscábamos cualquier excusa para juntarnos, como las reediciones de los discos, y estaban las ganas de hacer algo nuevo, pero la muerte de mi hermano en 2015 fue el detonante que le dio ese carácter de fuerza y de reivindicación, un motivo y también una guía, por su manera de hacer música, en la que las letras tienen mucha importancia.
RESPUESTA (Juan Codorniú): Todos nuestros discos nacen de una necesidad, que en este caso fue múltiple: con las reediciones ha vuelto a tocar la formación original y nos dimos cuenta de que la banda funcionaba otra vez; creativamente necesitábamos otro álbum y la excusa nos la dio la reivindicación de la figura de Jesús Arias.

P: ¿Y eso en qué se notó?
R (Antonio): A raíz de eso el disco cogió algo de “saudade” y el resultado fue muy ecléctico.

P: Entre otras cosas, hay algo de flamenco…
R (Antonio): El eco flamenco de este disco está, como siempre en nuestra línea, de manera creativa y de aprendizaje.
R (Juan): Y yo hablaría más de folclore andaluz, porque hay incluso unas sevillanas muy iconoclastas.

P: También es muy andaluz en el contenido, recuperando la historia de los hermanos Quero.
R (Antonio): Son un elemento más que contribuye a recuperar la Memoria Histórica, que es una ley que se incumple sistemáticamente, ahora que se habla tanto de no cumplir leyes. Ellos fueron presentados como unos forajidos desalmados, pero desde otro punto de vista pudieron entenderse como unos maquis urbanos que se vieron abocados a esas circunstancias, sin otra salida que resistir, porque la otra alternativa era morir fusilados por el régimen.

P: En los teclados habéis contado con J.J.Machuca, ¿está con vosotros también en la gira?
R (Antonio): Sí, si no viene Machuca, ni arrancamos la furgoneta. Se sumó con la intención de reordenar, que no remodernizar el sonido, para darle no solo un toque de actualidad, sino también para alejarse conscientemente del sonido antiguo. Hemos derrapado en las curvas, literalmente, por sonidos que hay en el disco.

P: Precisamente por ir siempre tan a la vanguardia de lo musical, ¿os da la sensación de ser un grupo más valorado entre vuestros compañeros que entre el público?
R (Antonio): Los cambios vienen tan lentos que desde primeras hay un susto comprensible y general por parte del público. Mientras los músicos van a ver antes la valentía y el conocimiento, la gente necesita más tiempo, pero el resultado se verá más tarde. Cuántas veces nos hemos dicho: “Antoñico, hay que hacer esos discos 10 años más tarde”.
R (Juan): El “efecto Omega” se mantiene y en los directos aún hay gente que se va directamente y otros que ven la luz.

“La tecnología ha expulsado la necesidad del bar que había en los 80”

P: Tras la triste noticia hace algo más de un año de que cerraba un local mítico de la escena granadina como Ruido Rosa, hace poco se reabría. ¿A qué lo achacáis?
R (Antonio): Quizás la tecnología ha expulsado la necesidad del bar que había en los 80, cuando la única manera de conocer a alguien era ir a esos lugares y ver cuánto aguantabas bebiendo. Eso ya no es tan necesario. Pero los músicos de Granada, sobre todo los de Granada, seguimos yendo.

P: ¿Y la legislación acompaña?
R (Antonio): El Ayuntamiento quiere que la música esté más presente, pero no como una agresión a la ciudad. En vez de salas más grandes, lo que se hace es abrir bares más chicos. La medida ha de ser como lo que ha hecho Ada Colau en Barcelona, marcando unos decibelios. A la sociedad hay que decirla que la música es para compartirla y disfrutarla y que solo es una agresión cuando es muy mala.

P: ¿Cómo está siendo el repertorio de la gira?
R (Juan): Será una recuperación de la memoria história de Lagartija Nick, con uno o dos temas de cada disco de nuestra historia, intercalando cortes del nuevo trabajo.
R (Antonio): Con 13 discos en cartera, con sacar un tema de cada uno ya tenemos un setlist. En nuestro casos hay una necesidad de recuperar todo ese material, aunque echo de menos la valentía de otros grupos de salir y tocar solo el último disco.

Lagartija Nick tiene previsto actuar el lunes 26 de enero en San Sebastián (Kutxakluba), el 27 en Vitoria (Helldorado), el 2 de febrero en Zaragoza (Sala López) y el 16 de ese mes en la localidad gaditana de Algeciras(La Gramola), entre otros puntos. Ya el 14 de abril recalarán en su tierra, Granada (Sala El Tren).

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.