El próximo día 16, la emisora municipal de Madrid M21 empezará a emitir buena parte de su parrilla y lo hará con bastante presencia de programas musicales, conducidos principalmente por colaboradores -con contrato en régimen de artista-, y algunos de ellos de dilatada experiencia. “La plantilla de colaboradores es espectacular, y de una gran pluralidad. Se ha buscado a grandes profesionales que aporten calidad”, afirma Rivero. Diego A. Manrique y Jesús Ordovás serán dos de esos presentadores, periodistas musicales de dilatada experiencia, ambos ligados durante décadas a Radio 3. Lo cuenta Pablo Gil.

Lee el texto completo en El Mundo

Habrá programas de flamenco, de jazz, de música clásica, de rock and roll, de electrónica. ¿Y de rumba? Quién sabe. Pero en Madrid ha habido rumba, vaya si la ha habido. Corral de la Morería, Villa Rosa, Zambra, Arco de Cuchilleros, El Duende, Las Brujas, Torres Bermejas, Sierra Morena o Los Canasteros, el mítico local propiedad de Manolo Caracol, son solo algunos de los nombres de tablaos que durante la década de los sesenta y setenta inundaron el centro de la capital, y a partir de la medianoche se llenaban de turistas y aficionados al cante. Lo cuenta Abraham Rivera.

Lee el texto completo en El País

En Barcelona, la rumba parece encontrarse en un estadio moribundo, pero no es verdad. Sobrevive en un invisible circuito de pases para empresas y cruceristas, han encontrado un nicho de negocio, como se llama hoy. El filón está en los congresos, las convenciones y otros eventos para turistas. Hay rumberos en el hotel Arts, el Vela, la Casa Batlló o el MNAC. “Barcelona es la capital mundial de la rumba, aunque los habitantes locales ni lo sepamos porque apenas se programa en los escenarios de la ciudad”, dice Nando Cruz. El formidable ritmo urbano barcelonés está prácticamente desterrado de los escenarios de la ciudad, pero ha encontrado vida en otra parte.

Lee el texto completo en El Periódico

Las razones que llevan a este cambio de escenarios son inescrutables y a los turistas, al fin y al cabo les parece bien casi cualquier cosa. ¿O no? Por ejemplo, el playback de Mariah Carey. ¿Qué les pareció a los españoles que estaban allí? “Si a Carey le hubiese salido bien el playback, a nadie le hubiese molestado. Muchos lo habrían sospechado. Probablemente, la mayoría. Pero qué diablos, qué necesidad hay de quejarse si el engaño ha sido bien ejecutado. Es una ficción en la que, simplemente, resulta más fácil creer. Como la nueva política o, si eres un niño, el Bob Esponja mustio que hay en la Plaza Mayor. […] No nos molesta tanto el engaño como no ser del todo bien engañados”, dice Manuel de Lorenzo.

Lee el texto completo en El Español

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.