Cinco años han pasado desde el lanzamiento de Cometas por el cielo, un tiempo en el que La Oreja de Van Gogh centró su mirada en Latinoamérica, donde grabó dos discos en vivo, y en el que por fin se volcó en la composición de su séptimo disco de estudio, El planeta imaginario, que esta semana ya es número 1 en ventas, demostrando que España no se ha olvidado del grupo nacional de mayor éxito comercial de este siglo.

PREGUNTA: ¿No ha sido este un barbecho demasiado largo?
RESPUESTA (Pablo): Empezamos a escribir las canciones de El planeta imaginario hace año y medio. Para escribir un disco necesitamos el tiempo que necesitamos y cada vez nos cuesta más escribir una canción, porque somos más exigentes con ellas. Además, no hay nadie que nos imponga unos plazos.
RESPUESTA (Xabi): En nuestro caso, ninguna decisión como la del momento de sacar un disco está mediatizada por el márketing. De hecho, con un nombre tan raro como el de La Oreja de Van Gogh y títulos tan largos que no caben ni en un tuit, siendo tirando a feos en general, hemos puesto patas arriba las leyes del márketing.

P: ¿Por eso escogisteis un tema reposado como Verano como carta de presentación en lugar de otro más impactante?
R (Leire): Es la canción que, por lo que cuenta y cómo lo cuenta, representa mejor el disco.
R (Pablo): Nosotros nos hemos preocupado siempre por que cada canción tenga una historia y sea importante. Hemos huido mucho de los temas de relleno.

P: Habéis declarado con anterioridad que tenéis “muy poca vergüenza en probar los estilos que sean”. ¿Habéis sido también así de osados aquí?
R (Xabi): En una tienda de discos no sabríamos dónde poner el nuestro. Debería haber un stand solo para nosotros, porque cada disco es poliédrico y heterogéneo.

P: Entre las nuevas canciones destaca la novedad de tu dueto en Tan guapa con Leire…
R (Xabi): Fue un capricho. Sobre la servilleta la canté yo y nos gustó cómo sonaba. Es un ejemplo extremo de que es la canción la que nos lleva a nosotros.

Nunca imaginamos que estaríamos aquí 20 años después con 7 discos, 6 de ellos con mucho éxito

P: En Esa chica habláis de los peligros del éxito. ¿Qué queda de la banda que empezó hace 20 años?
R (Haritz): La esencia es la misma de cuando empezamos. Somos cinco amigos apasionados de la música que siguen haciendo lo que les gusta. Nunca imaginamos que estaríamos aquí 20 años después con 7 discos, 6 de ellos con mucho éxito. Ha sido un viaje espectacular. Seguimos componiendo todos juntos en el mismo local de ensayo de entonces e intentamos que el éxito no nos afecte en lo personal.

P: Os habéis perdido el nacimiento del nuevo escenario político, porque el anterior disco de estudio nació muy poco después del 15-M; entonces el foco estaba casi más puesto en el País Vasco. ¿Algo de ese cambio se ha filtrado a este disco?
R (Pablo): Cuando lanzamos nuestro anterior disco, Podemos ni existía. La sociedad y la música han cambiado mucho, pero nuestras inquietudes en este disco han sido de otro tipo. Nos ha motivado más la violencia de género, que es un problema gravísimo con casi 60 muertes al año. Hay una canción también sobre la cantidad de españoles que se han tenido que ir a Latinoamérica a trabajar por la situación que había aquí.

P: ¿Qué habría sido de LOVG sin Latinoamérica? ¿Es un suicidio o una negligencia para un grupo español con posibilidad de expandir su radio de acción a Latinoamérica no hacerlo?
R (Leire): Latinoamérica ha sido muy importante. La carrera en España ha sido increíble, pero Latinoamérica y en concreto México, que fue el primero, nos abrieron las ventanas del mundo. De todos modos, si nadie de Sony Music se hubiese interesado por el grupo, este hubiera seguido tocando en bares o donde fuera, porque ante cada proyecto, lo que está por encima de cualquier cosa, son las ganas de contar cosas.

Hacemos los discos para tocar en vivo

P: ¿Por qué tocáis dos noches en La Riviera y no convocáis directamente al público en espacios aún mayores, como acostumbrabais?
R (Xabi): Frente a la costumbre y el negocio, queríamos tocar ya, nada más sacar el disco, aunque nos decían que esperáramos a que el público hubiese podido asimilar las canciones. Preferimos ir a La Riviera y agotar allí, como en San Sebastián o en Barcelona, en una acción rápida para palpar las canciones en directo, que para eso se hacen los discos, para el vivo. Ya en verano, haremos conciertos más como los de toda la vida.

P: También vais a la conquista de EE.UU., ¿qué perspectivas tiene allí un grupo de pop en español?
R (Pablo): EE.UU. es un país que hemos visitado muchísimo desde hace años en giras como esta, con unas catorce fechas en las ciudades más importantes del país. Volvemos con mucha ilusión, porque tocar allí es algo especial. Nos volvieron a poner en nuestro sitio cuando ya teníamos éxito en España y hubo que volver a convencer a la gente.

P: ¿Recordáis cuáles fueron los conciertos que os marcaron?
R (Pablo): Todos los primeros conciertos son los que suelen marcarte. El mío en concreto fue el de U2 en San Sebastián en la gira del Achtung Baby, que fue espectacular. Años después tuvimos nosotros la suerte de tocar en el mismo escenario.

La Oreja de Van Gogh ha empezado su gira este 17 de diciembre en el Teatro Principal de Vitoria. Los donostiarras tocarán en casa con todas las entradas agotadas el 27 de diciembre en el Auditorio Kursaal. También completo estará el aforo de la sala Barts de Barcelona el 18 de marzo y el de La Riviera de Madrid el 28 de enero. En ese recinto ofrecerán otro concierto el día antes. Además, tienen un concierto en el FIBES de Sevilla el 13 de enero.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.