El PortAmérica Rías Baixas celebrará su tercera edición entre el 17 y el 19 de julio. A dos semanas de su inicio, hablamos con Joaquín ‘Kin’ Martínez, director de Esmerarte, la promotora que está detrás del festival. La cita llega a su tercer aniversario con el objetivo de superar la barrera de las 20.000 personas y mantener su legado al territorio, que se traduce en un impacto económico alrededor de los 3 millones de euros en la zona de las Rías Baixas

El PortAmérica llega a su tercera edición en situación de crecimiento. ¿Cuál es la ambición del festival en este 2014?
El objetivo sigue siendo consolidar el evento. El festival musical es la parte más visible de un proyecto global que se está desarrollando, por lo que la intención es mantener la propuesta. Pasamos una primera fase de inversión e irrupción en el mercado, que hemos logrado superar a través de la diferenciación respecto a otros festivales mediante la introducción de elementos paralelos a la música como la gastronomía. Ahora el reto es mantenernos en el tiempo

A pesar de seguir en fase de consolidación, el festival está registrando un crecimiento del 20% anual en público. ¿El reto de este año es llegar a los 20.000 espectadores?
Es un poco pronto para decirlo, pero es probable que cumplamos ese objetivo. Aún así, en Galicia hay circunstancias que obligan a analizar de forma diferente la afluencia de público a eventos culturales. Aquí la crisis y, sobre todo, el miedo a la crisis empezó un poco antes del 2009. Fue entonces cuando se produjeron los primeros recortes y en estos casos la cultura siempre se lleva la peor parte. Desde ese momento, todos los proyectos culturales privados en el territorio han vivido en una situación de precariedad absoluta. En un contexto así, cualquier incremento de público es una victoria y nosotros estamos razonablemente contentos. Hay que tener en cuenta que, mientras aquí empezaban los recortes otras comunidades organizaban carreras de Fórmula 1. Eso ha generado grandes diferencias en las expectativas de audiencias dentro de la geografía española.

¿Ese crecimiento del público es el objetivo principal del PortAmérica?
El evento está creciendo en gente, pero también en aceptación de la marca. Hay muchísimas personas que participan en el PortAmérica, ayudan a que crezca, pero no vienen al festival. En México y Colombia hay mucha gente que contribuye a la marca. Muchos medios especializados que se sienten vinculados a un proyecto como este con visión iberoamericano. Se trata de una propuestas muy valorada en Latinoamérica, porque en esta parte del Atlántico hay muy poca oferta que nos vincule con ese mercado al que estamos tan ligados.

Y laso propuestas del PortAmérica van más allá de lo musical…
Gran parte del proyecto PortAmérica está en desarrollo. Queremos crear un espacio común de contenidos a nivel iberoamericano en el que el festival sea la parte más festiva. Esperamos que en el próximo año o año y medio esta visión más global sea una realidad. Es pronto para avanzar los contenidos que tendrá, pero los tres años de experiencia que acumulamos han demostrado que mezclar campos como música y cocina funcionan muy bien para dar visibilidad a estos sectores. Insisto en que tenemos que profundizar en los lazos que nos unen con un mercado de 625 millones de personas que están demandando contenido, atención y satisfacción de su público. Esta ha sido la clave para que mucha gente de Latinoamérica se identifique con el PortAmérica sin haber pisado nunca el festival.

El PortAmérica Rías Baixas combina música y gastronomía. ¿Responde a la propia filosofía de Esmerarte, de promoción musical y turística?
Esmerarte se conoce por la parte de promoción musical, pero lleva mucho tiempo desarrollando proyectos de promoción turística y, en particular, gastronómica. Ya en 2008 –antes de la irrupción de los programas de cocina en la televisión- empezamos con proyectos que identifican y analizan el talento en el sector gastronómico gallego. Tanto en estos proyectos gastronómicos como en la música intentamos ir un paso por de la realidad actual: el futuro pasa por la formación, la detección del talento y su promoción. En la fabricación de coches tenemos la batalla perdida con otros mercados más competitivos, por lo que una de las patas de nuestro modelo económico de futuro debe ser la promoción de las industrias culturales y la satisfacción del público. Al final, estos proyectos generan dinero y ganas de volver en su público.

¿Qué impacto económico tiene el PortAmérica Rías Baixas en el territorio?
El año pasado encargamos un estudio que situaba el impacto económico del festival en la zona de las Rías Baixas en unos 3 millones de euros, pero es complicado de calcular. Estamos al sur de Vigo, pero hay mucho tráfico: los hoteles al sur de la provincia están llenos durante los días del PortAmérica y hay multitud de movimiento tanto en el interior de Galicia como desde el resto del estado. Por ejemplo, la ocupación en Vigo durante el festival crece cada año y la gente acaba haciendo vida de día allí donde tiene el hotel y se desplaza al festival por la noche.

¿Se reconoce este valor económico del festival entre las instituciones públicas?
No existe un reconocimiento de la industria cultural como motor económico, pero sí que hay consciencia de que hay que estar en citas como el PortAmérica. En Galicia no hay tanta oferta y cuando algo funciona las instituciones quieren tener presencia. Lo que sí estamos teniendo es apoyo del patrocinio privado, que valora el festival como un espacio donde trabajar su marketing. Estos patrocinadores también nos ayudan a explicar nuestro proyecto.

¿Cómo es el panorama festivalero gallego?
El mercado en Galicia ha estado adulterado por la irrupción sistemática en la programación de las instituciones públicas. Los años Xacobeos se viven con fastuosidad, dinero y con un gran despilfarro de medios que después desaparecen. En estos periodos se genera la sensación de que la cultura es gratuita y eso adultera nuestra realidad. Ahora hay iniciativas como el Vilalba, pero falta un gran festival para el que no tenemos público.

¿Dónde está ese público que falta para crear un gran festival en Galicia?
Aquí hay una gran programación tradicional gratuita que consume mucho púlbico. Desde orquestras, verbenas, folk,… Eso adultera la realidad de nuestros festivales y nos acorta el censo de gente que está dispuesta a venir a nuestras propuestas. También es cierto que nos falta trabajar nuestra marca para que la gente venga. La población española y extranjera mira hacia el sol y las playas de Levante donde, además, hay mejor conexión. A Galicia es más complicado llegar y no hace tan buen tiempo. Sabemos que nuestra misma propuesta en el mediterráneo tendría cinco veces más público.

¿La meteorología de Galicia determina vuestro ritmo de entradas?
Totalmente. La gente espera al último momento para saber qué tiempo habrá los días del festival y decidir si compra la entrada. Nosotros decimos que el tiempo es el mayor cabeza de cartel del PortAmérica y de cualquier otro festival en Galicia. Pero la realidad es que nunca nos hemos encontrado con rachas de lluvia que duren toda la semana.

¿Y cómo ves el panorama festivalero en España? ¿Existe un boom de festivales?
En España hay un gran problema: hemos tirado a la basura el mejor talento del país en los últimos 20 años. Nos hemos dedicado a replicar propuestas y no hemos construido futuro. Ahora estamos inmersos en una guerra por el posicionamiento y la captación de patrocinadores con festivales que son idénticos y que repiten los 5 o 10 artistas que todo el mundo conoce. No estamos prestando atención al contenido musical. Lo ideal sería tener los 500 festivales que tenemos, pero con una programación rica, diferenciada y que responda a los gustos del público. Seguimos en el ABC de la programación de festivales y hemos generado un mercado tan raquítico que cuesta mucho generar riqueza.

Sobre El Autor

Victor Solvas
Victor Solvas

Redactor para APMusicales y jefe de redacción del 'Anuario de la Música en Vivo'. Anteriormente, responsable de prensa de The Walkers.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.