Antes de ser el guitarrista de Mishima, antes de utilizar el pseudónimo Sr. Canario, Dani Vega tuvo dos Epic Concert que marcaron su carrera como músico.

“Yo hago música desde antes de haber ido a ningún concierto. Dicho esto, uno de los que más me impactaron en mi época adolescente fue Judas Priest en Miami en 1988. Tenía tan solo trece años y mi padre me acompañaba. Nos volvimos al hotel antes de que acabara porque mi padre, que era muy melómano, no soportó tanto grito ni tanta cerveza voladora. Recuerdo que empezaron el concierto con su versión súper loca y afilada de ‘Johhny B. Goode‘”, recuerda.

Otro concierto que remarca fue el de Radio Futura en el Estadio Insular de Las Palmas, también a finales de los ochenta. “Creo que fueron el gran grupo del rock español, tocando muchos palos”, y agrega, “Auserón es uno de los nuestros”.

A su vez, Vega afirma: “En el grupo hablamos de música contemporánea, hay que tener en cuenta que, excepto yo, que llevo una carrera importante a mis espaldas, el resto son veinteañeros, o sea que están entre Bruno Mars y QOTSA, pasando por (esto sí que lo he conseguido) Talking Heads siempre. Pero nos gustan muchas cosas. Nuestro teclista te dirá que Lidzt o Granados. Es un pianista clásico al que se le dan muy bien los sintes. Mézclalo todo y lo tienes”.

Después de 14 años siendo guitarrista de Mishima, Vega acaba de publicar su álbum debut Estado natural. Sr. Canario se completa con Ceci Diaz Betz, Adrià Bravo, Natán Arbós y Nil Bribian. El disco se grabó con Lluis Cots en los Estudis Nautilus y fue mezclado por Jordi Mora.

Sobre El Autor

Maca Arena

Gestora cultural de profesión y periodista por pasión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.