Después de la presión ejercida por la Asociación de Promotores Musicales (APM), Google pondrá barreras a las páginas webs de reventa de entradas. A partir de enero de 2018, estas páginas deberán conseguir un certificado para poder usar Google AdWords, herramienta con la que conseguían los primeros puestos del buscador.

Para conseguir el certificado, que podrán solicitar a partir del 8 de enero de 2018, páginas de reventa como Viagogo, StubHub y Seatwave deberán informar a sus clientes de que su oferta es de reventa; se les prohibirá presentarse como proveedores principales u oficiales; tendrán que indicar en la misma divisa el precio original del ticket junto al precio del revendedor; y deberán desglosar los precios mostrando las tarifas e impuestos incluidos antes de que el cliente proporcione información de pago.

Así, APM celebra que sus contactos y reuniones con Google hayan influido en esta decisión. “Expusimos a Google los fraudes que se estaban cometiendo y les ofrecimos todo el apoyo necesario para para que fueran conscientes de que estaban siendo un cooperador necesario. Ya que cuando los usuarios hacen clic en la página de reventa, ya han caído en la trampa”, explica Gabriel Rossy, abogado de APM.

Para APM, hasta entonces Google había “cooperado de forma inocente”, ya que desconocía los fraudes que estaba favoreciendo. Sin embargo, APM avisó a Google de que “si no dejaba de cooperar con los perpetradores del engaño, obteniendo con ello ingresos por publicidad, pasaría a ser un cooperador necesario y consciente de las presuntas estafas que se están investigando”, continúa Rossy.

Por eso la exigencia de un certificado se ve con muy buenos ojos. “Estoy seguro de que tendrá un efecto muy positivo en la prevención de los fraudes masivos que se están llevando a cabo”, señala el presidente de APM, Albert Salmerón.

Con todo, APM ve todavía posibilidades de mejora en esas medidas. Por ejemplo, obligando a estas páginas a informar sobre el riesgo de fraude en toda operación de reventa, independientemente de los controles que cada web pueda aplicar; o eliminando términos como “mercado secundario” y refiriéndose solo a “reventa”.

Además, APM considera que Google debería negar el certificado a las webs que ofrezcan entradas cuya reventa esté prohibida. Y aun así, APM reconoce el gesto y celebra la medida como un claro posicionamiento de Google a favor de los consumidores, en línea con lo que vienen solicitando los artistas y promotores.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.