Hace once años ya de la última actuación de Milton Nascimento en España. Pero también se puede decir que, en realidad, son 47 los años de espera. Porque Milton llega este lunes 24 de junio a Madrid para tocar su álbum Clube da esquina (EMI-Odeon, 1972).

El disco, hecho conjuntamente con Lô Borges y otros grandes músicos brasileños, es reconocido internacionalmente como un referente. Fue precursor de lo que se conoce hoy como world music. Y es una de las referencias más importantes para nombres como Pat Metheny, Wayne Shorter, Herbie Hancock y Paul Simon, entre otros. Sin embargo, en su época fue prácticamente rechazado por la critica.

En parte, ese rechazo jugó en contra de la gira, que fue cancelada por “falta de condiciones psíquicas de los músicos”.  Así lo explica, al menos, Marcio Borges, uno de los compositores del álbum y autor del libro Os sonhos não envelhecem: historias do Clube da Esquina. Para muchos fans quedó truncado entonces el sueño de llegar a escuchar en directo la revolución de la música brasileña.

Milton en Noches del Botánico

Julio Martí, fundador de Serious Fan Music y director artístico de Noches del Botánico, conoció a Milton a finales de los años ochenta en Brasil. Empezaron allí una relación personal. Así que, cuando supo que Milton estaba dispuesto a llevar ese álbum a los escenarios, sintió «la obligación» de traerlo a España.

Es cierto que en el Real Jardín Botánico Alfonso XIII no habrá tampoco los músicos originales que participaron en el disco. Algunos, como el genio Naná Vasconcelos, han fallecido. Otros, como Toninho Horta, Wagner Tiso y Robertinho Silva, dejaron la banda y siguieron con sus carreras individuales. Siempre, eso sí, llevando el sello del movimiento Clube da esquina.

Para Julio, el Clube es una de las obras indispensables de música popular a nivel mundial. Asegura que en Noches del Botánico se verá una interpretación muy fiel al original, y pone énfasis en la similitud que consigue el joven cantante José Ibarra respecto a Lô Borges. Además, explica, los artistas de São Paulo Os Gêmeos han preparado una lona que acogerá y convertirá el fondo del escenario en una espectacular obra visual.

La gira empezó en marzo en Brasil, pasó por ocho ciudades e hizo sold out en casi todas. En Europa, Madrid es una de las ocho escogidas (Londres, Zurich, Amsterdam, Lisboa, Porto, Berlin y Paris, a las que hay que añadir Tel Aviv). Además, el concierto contará con la participación de Andrea Motis. Y se evidenciará así, una vez más, la tan característica generosidad hacia los músicos jóvenes del músico de Minas Gerais.

Clube da esquina y su revolución silenciosa

Para ubicar el Cluba da esquina hay que tener en cuenta que a finales de los años 60 hubo una profunda transformación en la canción brasileña. Distintos artistas e intelectuales se pusieron a revisar conceptos, discursos y estéticas. Fue en ese momento cuando movimientos musicales como la Bossa Nova y la Tropicália ganaron proyección. Otros, en cambio, fueron olvidados.

Uno de estos casos es el Clube da Esquina, movimiento que contaba con jóvenes músicos de clase media-baja de Belo Horizonte (Minas Gerais). Lo lideraba Milton Nascimento. En una esquina de la ciudad, tenían un punto de encuentro por las noches. Era allí donde quedaban para hacer música y compartir experiencias.

El grupo era muy heterogéneo. Cada música tenía su bagaje. Sus influencias iban desde las canciones tradicionales al rock, pasando por la bossa nova, el jazz, The Beatles, la música clásica, la música de vanguardia, las bandas sonoras, la canción protesta y las raíces de una cultura africana expresada por congadas, moçambiques y catopés. En definitiva, Clube de esquina tomó los elementos que la Tropicália había hecho añicos, y construyó algo completamente nuevo, con otros significados y aún más potente.

Los músicos

El primero en destacar fue Milton, que en 1967 participó en el II Festival Internacional de la Canción (FIC) con su clásico ‘Travessia’. Aquello desembocó, por ejemplo, en la grabación del disco Courage en Estados Unidos. Ahora bien, los otros músicos del Clube seguían siendo desconocidos. De hecho, esa situación no cambió hasta 1972. Fue entonces cuando Milton propuso a Lô Borges, con 18 años, hacer un álbum juntos.

Era el momento perfecto para juntarse todos: Beto Guedes, Toninho Horta, Fernando Brant, Ronaldo Bastos, Nelson Angelo, Paulo Braga, Marcio Borges, Tavinho Moura, Robertinho Silva y Wagner Tiso.

En el estudio de la discográfica Odeon, en el que contaban con una orquestra a su disposición, las composiciones de Milton y Lô crecieron poco a poco en arreglos innovadores. Cada canción fue pensada para estar junto a la siguiente, ya fuera por la letra o por la estructura musical.

Los músicos tocaban varios instrumentos y no solo el que era su especialidad. Con ello, conseguían cambiar de sonoridad a cada canción. Crearon así un universo propio para cada uno de los 21 temas del álbum.

Milton Nascimento - Clube da esquina

La critica y la industria del directo no estaban preparadas

Cuando el álbum llegó a las tiendas, la critica no fue positiva. Al revés, los destrozó. Probablemente se quiso mirar el álbum con los parámetros que había fijado la Tropicália. En la mítica portada de Cafi no aparecían ni texto ni nombres. La fusión musical que proponían no se adecuaba a clasificaciones. Todo era demasiado aireado, nuevo, introspectivo.

A la vez, la industria del directo no estaba lista para llevar a los escenarios toda la espontaneidad del disco. En los pocos conciertos que hizo el Clube, los jóvenes músicos no fueron capaces de transmitir lo que habían hecho en el estudio. Tampoco tuvieron el apoyo necesario para llevarlo a cabo.

A través del relato de Marcio Borges se deduce que no hubo una planificación adecuada de esa gira. Uno de los teatros elegidos, por ejemplo, no tenía las condiciones adecuadas. Llevar ese álbum al directo exigía una infraestructura de la que no disponían. El escenario tenía que poder acoger a doce músicos, además de una orquesta. También a nivel de comunicación hubo errores. La exposición de los músicos a las criticas tuvo sus consecuencias. Algunos de ellos sufrieron ansiedad, y la gira se acabó cancelando. Se perdió así una gran oportunidad.

Los sueños no envejecen

La revolución del Clube empezó a tener impacto poco tiempo después de ese disco. En Milagre dos peixes (1974) los músicos ya fueron capaces de llevar su sonido al directo, pero ya era con otro repertorio.

A lo largo de los años 70, Milton sacó una serie de discos (Minas, Geraes, Milton, Clube da Esquina nº2) fundamentales en su discografía y ganó proyección internacional. Los artistas del jazz de Estados Unidos fueron los primeros en beber de la fuente. Wayne Shorter grabó el mítico Native Dancer con composiciones de Milton. Pat Metheny, Ron Carter y Herbie Hancock figuran en varios discos y conciertos del músico brasileño.

Sobre El Autor

Vinícius Muniz

Compositor e intérprete de viola brasileña. Forma parte del equipo de comunicación de APM.

Una Respuesta

  1. José

    Clube da esquina um grupo criado a partir dos encontros de diversos musicos no Brasil que permanece vivo na nossa história cultural. Belo artigo. Parabéns.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.