Fangoria, fieles a su cita de entregar un nuevo disco cada dos años y medio o tres, regresa con Extrapolaciones y dos preguntas. 1989-2000, primera parte de un disco de versiones con el que celebran 30 años no solo de existencia. Alaska y Nacho Canut habla con APMusicales de los secretos de su vigencia y de por qué han querido recuperar canciones de Ku Minerva, OBK o Los Planetas.

PREGUNTA: ¿En que se parece este Fangoria a aquel que hubo de comenzar de cero, en salas de menor aforo pero en libertad, tras el final de Dinarama?
ALASKA: Lo único que cambia es la percepción exterior. Si te ven 100 y estás contento con lo hecho, es un éxito. Somos la prueba de que eso es incontestable. Hemos sido felices así y somos muy felices con 10.000 personas. Es muy cómodo tener medios para que Juan Gatti te haga una portada, por ejemplo, pero si no lo tienes, no pasa nada.
NACHO CANUT: Creer en lo que uno quiere es el secreto de la vigencia. Y conformarte con lo que tienes. Tenemos compañeros de generación que, por menos de 100.000 pesetas, no se levantaban de la cama. Y de repente llega un momento en el que no puedes tocar en sitios donde se pague tanto y se disuelven los grupos. Si solo lo haces por dinero o fama, cuando ya no te llega, lo dejas. Nosotros lo hacemos porque nos gusta y nos divierta, así que siempre nos compensa.
ALASKA: También somos la prueba de que no vale nada eso de decir que no tienes discográfica y que nadie te llama. Si nadie te llama, te alquilas tú la sala. Hemos trabajado de DJs durante años para tener dinero para vivir y para guardar lo que nos sobraba para grabar el siguiente disco.

PREGUNTA: Habéis conseguido hacer algo muy difícil, renovar vuestro público durante todos estos años. ¿Lo atribuís a vuestra presencia en televisión?
ALASKA: Sí, la televisión ha jugado un papel en los últimos 8 años, pero antes ya hubo dos renovaciones de edad del grupo. Yo creo que es porque estamos ahí.
NACHO CANUT: Y porque hacemos música pop, que es algo que llega a todo el mundo.
ALASKA: Y si estás en un festival, mucha de la gente que no te conoce, ya te ha visto. O si eres DJ y estás pinchando hasta las 6 de la mañana con gente joven. Estás en sintonía con eso.

“Hemos sido felices con 100 personas de público y con 10.000”

PREGUNTA: En la nota de prensa del álbum llamáis la atención sobre el hecho de que OBK, siendo una pionera formación catalana de electrónica, no haya actuado nunca en el Sónar. ¿A qué achacáis la diferencia de trato?
NACHO CANUT: Ellos cayeron en la supergracia del público y, cuando sucede eso, ya no gustas a otra parte. Como empezaron muy arriba…
ALASKA: A veces tiene que ver también con la actitud. A nosotros nuestro planteamiento nos abrió las puertas de unos sitios que a lo mejor a ellos no, porque son un grupo masivo. Como si eso fuese algo malo.

PREGUNTA: ¿Y este disco es una especie de restitución?
ALASKA: No hay una intención de nuestra parte de colocar a nadie en su sitio, porque su sitio lo tienen todos. Me da igual OBK, que vendían millones de copias, o de Los Planetas.

PREGUNTA: Llama la atención la diversidad de los orígenes de los artistas que versionáis. ¿Todo tiene cabida para Fangoria?
NACHO CANUT: La gente que nos cae mal, no. Muy buena tiene que ser la canción. O también cuando alguien te dice que te tiene que gustar una cosa. Yo terminé odiando a Led Zeppelin de pequeño. Cuando la crítica te intenta meter algo a la fuerza, lo rechazo. Con Radiohead me pasó.

PREGUNTA: Hace tiempo os limistasteis a tres el número de discos con el mismo productor. ¿Será este el último que hacéis con Guille Milkyway?
ALASKA: Tenemos un subterfugio y es que nunca hemos hecho un disco entero con él, aunque ahora mismo estamos muy cómodos trabajando los discos por partes con distintos productores.

PREGUNTA: Uno de los temas nuevos, ¿De qué me culpas?, parece una denuncia de las injerencias continuas en la vida personal. ¿Estamos más pacatos?
ALASKA: Los medios no, pero la repercusión que las cosas tienen en los llamados incendios de las redes es lo que os hace que se dejen de sacar unas cosas o tratarlas de otra manera. Igual la canción de Voy a ser mamá ahora no sería muy viable. Si dejáramos de pensar en la repercusión que tendrán las cosas en las redes…
NACHO CANUT: Yo pienso que se puede decir lo que se quiera si eres consecuente.

PREGUNTA: Vosotros, que siempre habéis reivindicado tan activamente las salas, ¿cómo es que habéis decidido presentar este disco en el WiZink Center y en el Sant Jordi Club?
ALASKA: En los últimos tres tours, exceptuando El paso trascendental, íbamos abriendo fechas a medida que se agotaban y terminábamos haciendo cuatro o cinco días en Madrid. Ahora hemos decidido concentrarlo, porque la semana después de Barcelona ya estamos de festivales y se nos juntaba todo. Ha sido puro pragmatismo.

“Nosotros nos haríamos un año de residencia en el Benidorm Palace”

PREGUNTA: ¿Y después?
ALASKA: Después del verano, con el siguiente volumen de citas, igual volvemos a hacer lo de las salas. Yo como público igual prefiero el WiZink para ver por ejemplo a Depeche Mode. Es un tamaño intermedio en el que aún lo ves todo, pero no tanto como el estadio o la plaza del pueblo, que requiere que llegues pronto.
NACHO CANUT: Yo en cualquier caso soy más del Benidorm Palace. Por nosotros haríamos una residencia de un año entero allí.

PREGUNTA: ¿Qué podrán ver los asistentes a esos dos primeros conciertos especiales?
ALASKA: Es, verdaderamente, la presentación de este disco. Vamos a tocar el disco entero y en los conciertos posteriores sobrevivirán solo algunas canciones.

PREGUNTA: Cuando lanzasteis vuestro anterior álbum, destacasteis que ibais a hacer más festivales que nunca. ¿Cómo vais esta vez de compromisos de este tipo?
ALASKA: Pues con más festivales que nunca. Es raro, porque normalmente cuando sacamos un disco no es hasta el año siguiente que hacemos muchos más festivales, pero esta vez es casi el 70 por ciento de lo que tenemos hasta ahora. Puede ser también porque hemos estado un año sin tocar.

Fangoria tiene previsto presentar su nuevo álbum en el WiZink Center de Madrid el 13 de abril y el Sant Jordi Club de Barcelona el 27 de ese mes, antes de iniciar su desembarco en festivales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.