CoNCA e ICEC han elaborado un cuestionario para conocer el impacto medioambiental y compromiso del sector cultural catalán

La lucha contra el cambio climático está sumando cada vez más adeptos. Los profesionales de la industria cultural de todo el mundo están transformando su actividad, implementando planes de acción sostenibles. El objetivo es poder reducir el consumo de energía y usar los materiales necesarios para poder reducir el impacto ambiental de la actividad cultural. Estas actividades no solo tienen resultado positivo a nivel medioambiental, también repercuten de manera positiva a nivel económico y social.

Encontramos algunos ejemplos de empresas culturales que ya realizan actuaciones para reducir el impacto ambiental. Cap Roig Festival, cuenta con el certificado Biosphere (que supone el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible). Otro ejemplo lo encontramos en el DGTL, que usa la energía de la red eléctrica de la ciudad en su 100%, evitando así la utilización de combustible. También ha eliminado el uso de botellas de plástico e implementado el de vasos reutilizables. Asimismo, el festival Cruïlla, usa vasos biodegradables y cuenta con una política a favor del reciclaje de residuos y la prevención del derroche alimentario.

Estudio sobre las prácticas sostenibles

Para poder tener registradas todas las medidas y actividades de las empresas culturales catalanas, el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts, CoNCA, en colaboración con el ICEC, propone realizar un estudio que identifique las buenas prácticas que está realizando el sector cultural catalán. También pretende mostrar las carencias de éste para estimular el rol que la cultura juega en la crisis medioambiental, económica y social a la cual se enfrenta el planeta.

Para ello invitan a todas las organizaciones y proyectos culturales a contestar el cuestionario al cual se puede acceder a través de este enlace.

La información obtenida ayudará a entender cómo se posiciona la comunidad creativa ante el reto climático. Asimismo, dará a conocer el alcance y la amplitud de las prácticas que se aplican respecto de la mejora medioambiental. El objetivo de esta encuesta es detectar oportunidades y diseñar medidas para futuras intervenciones. La encuesta se podrá realizar hasta el 4 de noviembre. Los resultados se presentarán durante el primer trimestre de 2020.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.