Artículo de Íñigo Argomániz, presidente de Get In, para el ‘V Anuario de la Música en Vivo’

La escena de festivales no puede estar más de enhorabuena. Contamos con medio centenar de propuestas que funcionan y no hay nada que haga pensar que la tendencia cambiará. El calendario de festivales está permitiendo a muchos grupos actuar y sacar partidas económicas mucho mayores de las que podrían obtener girando en el actual contexto.

Ahora bien, los promotores debemos preguntarnos si estamos aprovechando el momento. Un festival debería ser la oportunidad de presentar al público nuevas propuestas y conducirlas hacia las giras. Pero este paso no se da. El espectador se está acostumbrando a pagar una entrada a cambio de ver a decenas de artistas y, parte esencial del producto, de socializar y compartir la experiencia.

La sensación es de haber creado un fenómeno turístico, social y gastronómico, pero estamos fallando en lo esencial: la configuración de una cultura musical de país. Cuestión de educación, cultura y hábitos.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.