Enrique Villarreal, alias El Drogas, vuelve a por todas con un disco quíntuple llamado Solo quiero brujas en esta noche sin compañía. Lo hace a los 60 años, igual de abrasivo que siempre y con las ganas intactas de seguir hipnotizando a sus seguidores en la carretera con una gira dividida en dos partes, como cuenta en esta entrevista con Apmusicales.

PREGUNTA: En este álbum estás muy crítico con el primer mundo…
ENRIQUE VILLARREAL, EL DROGAS: Sí, formo parte de esa vergüenza de sistema capitalista del primer mundo que expolia otros lugares, ese primer mundo que necesita abrir la puerta, no para que entren, sino para sacar las armas que van a reventar vidas y futuros en otros lugares. Pero cerradas para las personas que han sobrevivido a eso. Hay que romper con todo esto.

PREGUNTA: En dos temas has contado con Nina, de Morgan. ¿Qué te gustaba de ella?
EL DROGAS: Canta en Hoy me esperan las sonrisas y en Se termina ya. Para mí es la persona que de manera más gráfica consigue que su voz la haga presente, de forma física casi. Transmite tanta bondad… Esa inocencia hay que conservarla para siempre.

PREGUNTA: ¿De dónde sale el impulso y la inspiración para un proyecto tan ambicioso como este después de tanto tiempo?
EL DROGAS: Mi profesión es un lujo. Mira Evaristo (Páramos), que no ha dejado de tocar y mentalmente no ha dejado de pensar. Para mí cada día es más maestro.

PREGUNTA: Hablando de eso, acompañaste como telonero a La Polla Records en sus multitudinarios conciertos de despedida. ¿Cómo lo viviste?
EL DROGAS: Para mí ha sido un placer que cuenten con El Drogas para abrir sus bolos. Ver cómo se derrumbaba todo cuando salía La Polla me pareció acojonante y no voy a criticar si la entrada vale tal o si antes éramos cuatro y ahora son recintos más grandes.

PREGUNTA: ¿Te imaginas así tu gira de despedida?
EL DROGAS: No es algo que me plantee. Yo ahí lo que quería era disfrutar con La Polla. Con Evaristo he tenido más relación en estos años, pero el reencuentro con Abel y con Sumé fue muy emocionante, porque hacía la friolera de 25 años igual que no nos veíamos. Últimamente me están pasando cosas… Veo que todavía siga sintiendo emoción.

«Con Rosendo descubrí que se podía cantar sin complejo con la voz que tuvieses»

PREGUNTA: ¿Recuerdas cuál fue el primer concierto al que fuiste que te pellizcó las ganas de subirte a un escenario?
EL DROGAS: El primer concierto al que asistí que me voló la cabeza fue cuando vi a los Leño en la plaza de toros de Estella en el 78, cuando empecé con Mamen. Fuimos juntos. Yo ya formaba parte de un grupo y escribía letras. Éramos medio sinfónicos. Seguíamos entonces mucho a Bloque, que era un grupo de Santander y tocaban por el norte a menudo. Cuando podíamos íbamos a verlos y aquella vez tocaron además con grupos de Madrid como Trilogía, Coz…

PREGUNTA: Y Leño…
EL DROGAS: Sí, de repente aparecen tres tíos, un guitarra con los pelos detrás de las orejas. Cuando me dijeron el nombre, ya me sonó bien. Me empecé a dejar el pelo largo y por detrás de las orejas como él. Descubrí que se podía cantar sin complejo con la voz que tuvieses y me quitó de encima una losa de la hostia. ¡Y eran tres putos tíos!

PREGUNTA: ¿Qué más recuerdas de aquello?
EL DROGAS: Recuerdo que el bajista pedía perdón porque había que poner una alfombrilla. Y es que en aquellos tiempos los medios eran los que eran. Tres días antes contaba que le había dado un calambrazo por la lluvia. Yo lo viví todo como una película.

PREGUNTA: A tus 60 años, ¿cómo preparas cada concierto?
EL DROGAS: Me preparo a conciencia para ello. Acabo muerto, pero me voy a dormir. Lo del sexo, drogas y rocanrol no lo he tenido nunca. Alguna noche he salido, pero qué va.

PREGUNTA: ¿Cómo has planteado la gira con cinco discos de temas nuevos?
EL DROGAS: En las 19 salas a las que vamos ahora presentaremos los tres primeros discos íntegros, más 15 canciones un poco de todo para llegar a las 40. Son casi tres horas de concierto. Los otros dos los repasaremos a finales de 2020 y principios de 2021, intentando hacer la misma gira de salas, pero como tiene una ambientación industrial, tengo excusa para una estética diferente en el escenario.

PREGUNTA: ¿Y en cuanto a colaboraciones?
EL DROGAS: En principio no habrá invitados. Estaremos Eugenio Aristu «Flako», Txus Maraví, Brigi Duque y yo. Luego todo lo demás será aleatorio. No es algo que tenga en mente. Entre los cuatro y los técnicos veremos qué canciones van con piano y contrabajo o con acústicas, pero queremos preparar el directo de forma sencilla.

Enrique Villarreal, alias El Drogas, arranca la gira de Solo quiero brujas en esta noche sin compañía este 22 de noviembre en Barcelona (sala Apolo). Después pasará por Murcia (23 de noviembre, Garaje Beat club), Gijón (29 de noviembre, Acapulco), Vitoria (30 de noviembre, Jimmy Jazz), Villava (6 de diciembre, Totem) y Pamplona (7 de diciembre, Zentral).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.