Diego García, alias El Twanguero, prepara para otoño su desembarco en las salas españolas con nuevo disco, Electric Sunset. Grabado entre Madrid, Los Ángeles y Tucson, en EE.UU., en él caben cumbia, rumba, tango, canción española… y un encuentro transfronterizo con Ara Malikian, como cuenta en esta charla con Apmusicales.

PREGUNTA: ¿Te planteas hacer una especie de mapamundi de la guitarra?
RESPUESTA: Ahora mismo estoy viviendo en Los Angeles. Este disco es como un mapa natural de la ciudad y el barrio en el que vivo es el de los mexicanos y la cumbia. Se trata más bien de cómo hacer la música sin pensarla. Donde me agarra la vida, de ahí sale. Y Los Angeles es una ciudad que para la música es de lo más interesante.

P: En este disco te encuentras musicalmente con el violín de Ara Malikian. ¿Qué tal ha sido ese diálogo con tu guitarra?
R: El diálogo es sencillo cuando hay músicos con el corazón abierto, como lo es él. De alguna manera me reflejo en él como músico viajero. Claro, tiene un background como refugiado que yo no sufrí, pero sí me comparo con su forma de vivir la música. Yo estuve en Londres en una orquesta y fui de aquí a allá. De alguna manera también soy músico viajero que me alimento de los lugares y músicos locales.

P: En algunos temas pones la voz, ¿te sientes igual de cómodo que cuando puedes refugiarte solo en las cuerdas?
R: Siempre me he sentido cómodo cantando, aunque no soy un gran cantante, pero siempre lo he hecho. No lo asumo como algo para lo que no queda más remedio. Es una puerta que está abierta y que veo bastante válida. Obviamente no quiero olvidar lo construido hasta ahora como guitarrista.

“Siempre me he sentido cómodo cantando, aunque no soy un gran cantante”

P: Hacia el final del disco hay un tema dedicado a “Gabo”. ¿Por qué ahora, tantos años después de su muerte?
R: Le conocí gracias a El Cigala, porque era muy fan suyo y vino a varios conciertos. Fue en el Auditorio Nacional de México y pasamos toda la tarde juntos. Aquello me marcó y me pareció justo dedicarle algo, como yo puedo hacerlo, a un grande de la literatura. Es un tema compuesto de hacía mucho tiempo, pero no sabía exactamente dónde ponerlo, porque el disco anterior, Carreteras secundarias vol. 1, pertenecía un poco al norte de América. El vol. 2 saldrá el año que viene, pero esta canción me ardía en las manos. Era en origen muy acústica, muy latinoamericana, pero quisimos hacer una onda más Jack White con guitarras eléctricas rabiosas.

P: Has grabado con numerosos artistas célebres, como Calamaro, El Cigala, Fito Páez, Adriana Varela, Santiago Auserón o Bunbury. ¿De alguno de ellos te has llevado alguna enseñanza que te haya sido especialmente provechosa?
R: De todos, tanto Santiago Auserón como Calamaro fueron mis hermanos mayores en la música, construyeron lo que ahora soy. Confiaron en mí y toqué muchos años con ellos. Con los demás tuve encuentros breves pero muy intensos. Me han enseñado no solo cosas de la música, sino cómo llevar una carrera en el tiempo, no solo porque la mía no se ha hecho de un día para otro, sino porque tampoco es de petarlo. Lo mío es de largo plazo, voy a seguir aquí hasta que muera.

“Santiago Auserón como Calamaro fueron mis hermanos mayores en la música y construyeron lo que ahora soy”

P: ¿Recuerdas cuál fue el primer concierto que te motivó para ser artista?
R: Creo que el primero que vi y que me marcó de verdad fue uno de Eric Clapton, cuando yo tenía unos 13 años. Mi hermanamiento con la guitarra viene de antes, de casa, de los vinilos de los Shadows o de Mark Knopfler. Primero me entró por los ojos, porque en mi casa había una guitarra española y ya intuía cómo podía ser. Obviamente, cuando vi a Clapton en Barcelona, entendí un montón de cosas y qué quería ser.

P: ¿Qué actuaciones podremos disfrutar próximamente?
R: Ahora tengo por delante unas pocas fechas, porque el disco para la temporada española ha salido un poco tarde. Habrá por eso un primer encuentro con mi bajista David Salvador y, ahora a la batería, con Juli “El Lento”. Después empiezo en Ventura, en un festival en California, que es donde haré la temporada de verano y, a la vuelta, ya haré unas 15 o 20 fechas en salas en España.

El Twanguero actúa el próximo 11 de julio en el Festival Internacional de Guitarra de Petrer, en Alicante. Tras una gira por EE.UU., volverá tras el verano a España, donde ya tiene confirmada una actuación el 1 de diciembre en A Coruña (sala Garufa).

 

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.