Kiko Veneno está doblemente de actualidad para la música en vivo. Por un lado, porque retorna al mercado con disco nuevo que es, además, su primer álbum grabado en directo. En segundo lugar, porque intentará recuperar el espíritu de lo grabado en un nuevo concierto el próximo 27 de mayo en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Pero, tras una carrera tan extensa y prolífica, ¿cuáles fueron los conciertos que lo marcaron a él como espectador y como artista?
“El primer concierto al que fui, con 14 años, fue al Teatro San Fernando de Cádiz. Se llamaban Los Lentos y hacían versiones de Los Brincos”.
“Entre los que más recuerdo están los de Camarón, que siempre eran diferentes. Además, recuerdo uno que Prince hizo en Torremolinos que me marcó mucho, igual que otro The Who con Quadrophenia al que asistí en Boston”.
“La primera vez que quiso subirme a un escenario fue la primera vez que vi a Frank Zappa en Zúrich, pero el que me metió el sueño de hacer mis propias canciones fue Bob Dylan, al que vi por cierto en Houston (Texas). Con él tuve la revelación de que yo también podía hacerlo”.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.