Las cosas buenas se acaban. Así de crudo lo decimos. Pero es así. Y ya no estamos hablando de las tristes muertes de estas últimas semanas, que incluyen la de músicos como Gregg Allman, sino de propuestas, espacios, carreras, ambiciones. Tras 58 años de vida, Raimon ha dicho adiós a los escenarios. Valenciano de nacimiento, el artista ofreció el pasado domingo su último concierto: el Palau de la Música se llenó hasta la bandera en la que sería su última aparición pública sobre las tablas. El impacto de su canción más emblemática en la juventud española que se rebelaba contra la falta de libertades superó el paso del tiempo y, años más tarde, el cantautor Ismael Serrano aún la recordaba en una de sus letras. Escribe A. Vasco.

Lee el texto completo en El Confidencial

A menos que ocurra un milagro, a partir de la próxima semana ya no habrá tampoco música en el Arco de la Virgen. Habrá que colgar otra vez el cartel de ‘cerrado por gentrificación’. Y Barcelona tendrá otro local cerrado a la espera de que alguien quiera montar un negocio lo suficientemente próspero como para poder pagar esos mil euros de alquiler que hasta hace dos días eran 530. Desde luego, no será un espacio cultural. Lo cuenta Nando Cruz.

Lee el texto completo en El Periódico

Muere también la creatividad. Para Noel Gallagher murió hace tiempo. “Emplear horas y horas buscando la inspiración es un despilfarro cuando puedes tener toda la que te dé la gana perfectamente presentada y empaquetada en los discos de los demás. […] Uno se levanta por la mañana, empuña su guitarra, se encomienda a las musas y escarba durante un rato en sus cuerdas como en un rasca-y-gana. Algunos días hay suerte y las canciones pican. Otros días, sin embargo —la mayoría de los días, de hecho—, uno se queda a dos velas mirando la pared, tarareando quizá alguna melodía clásica sobre un estándar y pensando que esa canción, esa tan conocida que está tarareando, bien podría pasar por una suya si la retorciese un poco y nadie prestase la suficiente atención”. Escribe Manuel de Lorenzo.

Lee el texto completo en El Español

Y se acaban, por último, las fuerzas para intentar cambiar el mundo mediante la música. Así se desprende de las palabras de Nic Offer, cantante de !!!, hablando del cambio de percepción del mundo que ha supuesto la victoria de Donald Trump: “Fui a manifestaciones y participé en cosas en las que jamás había participado. Pero si hubiese sentido que con una canción podía haber cambiado las cosas, estaría ya terminada. Pero, por otra parte, la mayoría del público para el que actuamos es gente drogada. ¿Tiene sentido que les diga que el sistema es malo? Ya lo saben. No tengo ningún interés en sermonearles”. Le entrevista Darío Prieto.

Lee el texto completo en El Mundo

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.