Lo único que importa sucede aquí y ahora, pero este presente no se va. No hay manera. Por eso solo podemos sonreír. Porque aquí seguimos, juntos, 10 años después de publicar el primer Anuario de la música en vivo de APM. Y eso solo puede ser fruto de una fuerza colectiva. ¿Suena raro? Pues lo hemos hecho posible. Así que gracias.

La clave no ha sido otra que la confianza y arrimar el hombro. Y no hay frivolidad ninguna en la frase. Si estamos aquí es porque hemos sabido mantener el buen humor. Solo así se puede crecer en los negocios sin que un día alguien te señale como al emperador desnudo. Romper el hielo; entrar cuando toca; mostrar interés por el otro; saber cuándo, cómo y qué ofrecer; y si es necesario en algún momento, retroceder y pedir perdón. Podrían parecer claves para moverse en nuestro sector, pero en realidad son claves para el día a día. Para aplicar en cualquier sector, en cualquier ámbito, en cualquier vida.

Si necesitamos sacar a pasear el ego, hagámoslo, pero sepamos comérnoslo también cuando empiece a molestar a los demás. Intentemos aprender, tanto de lo bueno, como de lo malo que ha pasado en esta década. Utilicemos la experiencia para conseguir que en nuestro país haya artistas más libres; más ciudadanos corresponsables; más profesionales y menos amateurs.

Luchemos para que las grandes empresas contenten a sus accionistas por el impacto social generado, por la aportación de experiencias valiosas, por abrir la puerta al cambio, y no solo por el EBITDA cortoplacista del siguiente quarter.

Hay trabajo por hacer, y lo podemos hacer desde aquí: aceptemos regulaciones y cargas impositivas necesarias para una justa redistribución de la riqueza; y exijamos a las administraciones que empujen para que seamos finalmente reconocidos, con datos en la mano, como una potencia mundial en festivales y música en vivo; obliguémonos a que cualquier mujer disponga de las mismas oportunidades que los hombres para ganar el mismo sueldo, para liderar empresas e instituciones, y para disfrutar de los conciertos sin miedo a ser acosadas.

En nuestro día a día tendremos que hablar del IVA, reventa, SGAE, leyes, congresos, formación… pero cuando empiece el bolo, el tiempo se parará. Al final, si estamos ahora aquí es por ese momento.

Nos vemos el año que viene, y dentro de otros 10 también.

Chechu Mtnz
P.Pop / Anuario de la música en vivo

Este texto ha sido originalmente publicado como apertura de sección en el décimo aniversario del Anuario de la música en vivo

Sobre El Autor

Chechu Mtz

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.