En Twitter siempre hay opiniones diversas para dar y regalar, pero hoy todos coinciden: desde que Operación triunfo ha vuelto a La 1, los lunes son menos lunes.

 

 

Esta noche es el turno de la gala 7, en la que Cepeda (Ourense) y Mireya (Málaga) son los dos nominados. Pero el primero es el concursante que más está dando que hablar estos últimos días.

Cepeda, entre Orozco y Alborán

A medio camino entre distintos cantantes españoles de éxito como Antonio Orozco, Pablo López, Alejandro Sanz o Pablo Alborán, Cepeda tiene a su favor la actitud perenne de tengo el ‘corazón partío’, algo que le da puntos fuera de la Academia.

Pero su registro es un arma de doble filo. Un sector del público entiende que no es capaz de cambiar de género musical y que, a sus 28 años, ya está encasillado, mientras que Mireya se encuentra en constante evolución. Quizá para luchar contra esa idea, Cepeda escogió en un primer momento ‘Until it’s gone’, de Linkin Park, como canción a interpretar esta semana para salvarse de la expulsión. Fue solo un espejismo. Justo antes del reparto de temas comunicó que la cambiaría por ‘Mi héroe’, de Antonio Orozco. Más en su línea.

Esa decisión estilo ‘no vaya a ser’ no se encajó demasiado bien ni por parte de sus compañeros, ni del público, ni de los profesores. Triunfitos y fans opinaron que era una falta de respeto que el gallego se hubiera marchado durante la visita de Pastora Soler. Asimismo, durante el reparto de temas, Noemí Galera, Manu Guix y Los Javis le reprocharon ese cambio por lo que conlleva a nivel de producción y derechos de autor: «Por favor, cuando estéis nominados, pensad bien la canción porque ahora este playback ya está funcionando y ahora el productor tiene que parar y empezar de nuevo», dijo Galera. «Y se tiene que pagar», añadió Guix.

Mireya había escogido ‘Ni un paso atrás’ (Malú), tema que encaja a la perfección con su voz y personalidad. También el resto de canciones parecen hechas a medida para cada uno: Aitana canta ‘New rules’ (Dua Lipa); Ana Guerra, ‘Lágrimas negras’ (Bebo Valdés); Nerea y Miriam, ‘Cómo hablar’ (Amaral); Roi, ‘OK’, de Robin Schulz; Alfred y Amaia, ‘Rock with you’ (Michael Jackson) y ‘Across the universe’ (The Beatles); y la pareja formada por Agoney y Raoul (en redes ya les han apodado como ‘Ragoney’), probablemente protagonicen uno de los mejores momentos de la gala gracias al beso que se darán como parte de la interpretación. La gala comenzará con la actuación coral del hit ‘A quién le importa’ (Alaska y Dinarama).

Cepeda, el broncas

No han sido pocos los encontronazos que ha tenido Luis con sus compañeros. Por poner ejemplos, la primera bronca que se vivió en OT fue protagonizada por él y Juan Antonio hace aproximadamente un mes, cuando estalló la tensión acumulada entre ambos hasta el punto de que tuvo que intervenir una profesora. Otro comentario que no sentó bien en esta edición tan LGBTIQ+ fue el arrepentimiento que mostró Cepeda después de darse un pico con Roi: «Me va a ver toda España besándome con un hombre… A tomar por culo mi masculinidad«.

Y la última, esta semana, criticando a Malú, artista que fue su coach durante su paso por el programa La voz, de Telecinco, durante su ensayo con Manu Guix. El ourensano revelaba una presunta poca implicación de la artista con los concursantes del programa: «Me ha tocado dos veces contra una canción de Malú, encima de que en el otro programa ella era mi coach… Bueno, ya se sabe, hola, qué tal, y adiós», según Vanitatis.

 

 

Cepeda emociona en el pase de micros

Todas las acciones que se han comentado hasta ahora no han hecho sino aumentar su legión de haters. Pero esta semana el concursante ha hecho un repunte gracias al segundo pase de micros donde ha conseguido emocionar dentro (Noemí Galera, por ejemplo) y fuera de la Academia (Twitter es la prueba).

Cepeda lo peta en la firma de discos

El apoyo con el que aún cuenta Cepeda fuera de la Academia se hizo evidente en la firma de discos del sábado, acompañado de Nerea, Raoul y Alfred, en Barcelona. «La locura ha sido tal que los propios muchachos han querido agradecer el recibimiento subiéndose a la mesa para cantar ‘La revolución sexual’ (La Casa Azul), uno de los temas que han interpretado en grupo con sus otros compañeros de OT 2017«, informa La Vanguardia. Otras demostraciones de los fans han sido el cántico de «Cepeda se queda», que materializó el hashtag #CepedaSeQueda, o el mismo Raoul contándoles a los profesores que «la gente estaba muy loca con Cepeda».

Sobre El Autor

Paula Pérez

Periodista. Soy la directora de la revista musical Qualsevol Nit.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.