En una entrevista con Miquel Hernandis, la vocal de la junta de APM y directora del Low Festival Carolina Rodríguez destaca el papel del promotor como comunicador a nivel institucional. “Cuando estableces un festival en un pueblo o ciudad, tienes que integrarte en él y respetarlo porque no siempre un festival tiene que ser bienvenido”, comenta. “De entrada tiene que ser comprendido, porque puede que aparente ser un elemento invasor, que genere más perjuicio que beneficio”.

Lee el texto completo en El Mundo

Con una década de experiencia a sus espaldas, Rodríguez explica que se siente de la generación posterior a los que abrieron fuego en el mercado de festivales, como fue el caso del FIB de Benicàssim. “Desde fuera la gente pensaba que se trata de una masa que iba a destrozar un pueblo”, recuerda, aunque añade que “más tarde llegaron los impactos económicos y se hicieron estudios”. De hecho, esas son las principales razones a favor de los festivales: el retorno que suponen para el lugar que los acoge. Eso sí, los números tienen que salir.

Si no, algo falla. Eso le ha pasado a la Bienal de Flamenco de Sevilla, cuya cuentas han sembrado más dudas de las que han resuelto, en relación con la memoria adelantada en marzo. Cuenta el periodista Raúl Limón que la portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, ha reclamado una copia de todos los expedientes y los cachés de todos los espectáculos. Antonio Muñoz, delegado de Cultura, ha presentado las últimas cifras a la concejal, quien aún mantiene sus dudas. “Las cuentas de la Bienal no cuadran. En marzo, nos dieron un documento que hoy nos han reconocido que no es real”, ha manifestado la edil en un comunicado.

Lee el texto completo en El País

También tiene que cumplir la selección artística. “Prometedora carrera”. “Artista de futuro”. “Una de las voces que llegan”. “Juventud y calidad que renovarán el sector musical catalán y español”. No hace tanto tiempo estas eran frases que deambulaban en medios de comunicación y descubridores musicales varios cuando se referían a un jovencísimo Manel Navarro que empezó a despuntar en Catalunya después de ganar un concurso y editar un sencillo con la discográfica Música Global. Horas después de finalizar su actuación en Eurovisión los comentarios que circulan por las redes sociales, con incontables memes incluidos, son muy críticos con el músico, con burlas, insultos y chistes que ningunean al artista. Lo explica Albert Domènech.

Lee el texto completo en LaVanguardia.com

¿Pero por qué es importante ser empático al valorar la música de los demás? Porque, como demostró el sociólogo Pierre Bourdieu, los gustos culturales no son inocentes, sino que muchas veces esconden inercias. Todo el mundo tiene derecho a que no le guste Manuel Navarro o Céline Dion, pero, a veces, al intentar acercarse a esos artistas y a sus seguidores uno se da cuenta de que las premisas estéticas esconden prejuicios. El debate da para mucho, por eso es un acierto la publicación de Mierda de música (Blackie Books), donde filósofos, sociólogos y escritores definen sus posiciones en esta batalla que funde pop y política. Escribe Víctor Lenore.

Lee el texto completo en El Confidencial

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.