En una aplicación llamada Telegram, el ahora ex gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló y varios funcionarios compartieron mensajes ofensivos, homofóbicos y misóginos. Estas conversaciones se filtraron y aunado a los casos de corrupción, inestabilidad económica y el mal manejo de las ayudas del huracán María… fue suficiente para que la población se movilizara pidiendo su dimisión.

Desde otras tres plataformas: Twitter, Facebook e Instagram artistas como Bad Bunny, Ricky Martin, Daddy Yankee, Residente, Benicio del Toro, Nicky Jam, Luis Fonsi, SIE7E… se sumaron al llamado para que los puertorriqueños salieran a las calles. La revolución en la era del Instagram y la música como bandera.

Bad Bunny, por ejemplo, tenía una gira mundial, la cual canceló casi en su totalidad. Se dejó varios ases, por ejemplo su visita a Barcelona, que utilizó para llevar el mensaje de Puerto Rico al otro lado del charco. Un grito muy claro: #RickyRenuncia sonaba entre un público implicado con la causa.

https://www.instagram.com/p/B0KDWZrBPPq/?utm_source=ig_web_copy_link

Bad Bunny continuó aprovechando su alcance para compartir su compromiso con la causa e informar a sus seguidores la situación política de la isla.

La implicación de la industria musical en las causas políticas

Esta no es la primera vez que cantantes se ven implicados en temas políticos. Varias celebridades criticaron la política de manejo de armas y trato a los inmigrantes del actual gobierno de Estados Unidos ante los ataques terroristas que sucedieron el fin de semana pasado en Estados Unidos. Más de 30 personas fueron asesinadas en menos de 24 horas en dos tiroteos en Texas y Ohio.

Recientemente, Lana Del Rey ha respondido con una canción que expresaba su opinión de la situación del país y la búsqueda por una «América» que estuviese libre de este tipo de situaciones.

Por su parte Rihanna respondió a un tuit de Donald Trump afirmando que ambos tiroteos era un acto terrorista y no de cobardía como él afirmaba. «Donald Trump, deletreaste mal ‘terrorismo’. Tu país tuvo dos ataques terroristas casi seguidos que le quitaron la vida a casi 30 personas inocentes», publicó la cantante en su cuenta.

A su comentario se le sumaron las críticas de Nick Jonas, Reese Witherspoon y Mandy Moore ante la facilidad con que un ciudadano estadounidense puede comprar un arma y atentar contra la vida de personas inocentes.

Esta lucha contra Donald Trump ya tiene historia. Desde la candidatura del actual presidente varias figuras de la industria musical como Pharrell, Rihanna, Axl Rose, Adele, Neil Young, Aerosmith, Elton John, entre otros, exigieron que no se relacionara su música con la figura del entonces candidato Republicano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.