En la Semana de la Música de Milán, promovida por la asociación de promotores musicales italiana Assomusica junto con el ayuntamiento de la ciudad y otras entidades del sector, se han dado a conocer los datos sobre la salud de la industria de la música en directo en Italia.

Así, una encuesta realizada por el International Ticketing Yearbook 2017 sobre los  principales mercados del directo a nivel mundial sitúa a Italia en el sexto puesto. En 2017, sin ir más lejos, la música en vivo en Italia ha registrado unos ingresos de 721 millones de dólares, con un pronóstico de crecimiento para 2021 hasta los 832 millones. Por delante están, por orden, EE.UU, Alemania, Inglaterra, Japón y Francia.

Se trata de unas cifras que todavía quedan muy lejos para la industria española, que en 2016 facturó un total de 223,2 millones de euros, según el VIII Anuario de la Música en Vivo publicado por la Asociación de Promotores Musicales (APM).

En cualquier caso, en Italia el pop-rock sigue siendo el género que aporta más beneficios. Solo en 2016 generó 347,9 millones de euros en ventas de entradas y otros ingresos, aunque los espectadores cayeron un 1,35% respecto al año anterior.

Según la citada encuesta hecha pública por Assomusica, las entradas impresas en papel siguen siendo las favoritas del público, que las adquiere principalmente en bares, quioscos y bancos, pero el ‘print-at-home’ y los e-tickets son una tendencia al alza.

En Italia tanto los artistas nacionales como los internacionales pueden llegar a congregar grandes audiencias, pero las giras se plantean de maneras muy distintas. Mientras que los grandes artistas italianos pueden llegar a realizar más de 50 fechas al año dentro del país, los internacionales pueden tocar solo una.

Ese mismo modelo se repite en España. En 2016, la gira del año fue Manuel Carrasco, con 48 conciertos, 25 sold outs y un total de 282.000 espectadores. AC/DC, en cambio, se llevaba el cuarto puesto de las giras internacionales con un solo concierto en Sevilla y un total de 62.000 espectadores.

Durante la jornada de apertura de la Semana de la Música en Milán, además, el presidente de Assomusica, Vicenzo Spera, sostuvo antes representantes políticos del país europeo que la industria de la música se encuentra en un momento clave.

“La evolución digital nos está llevando a reemplazar el trabajo humano por el de robots, ya que muchos sectores no necesitarán profesionales. La tecnología llevará a la destrucción del 42% de los empleos globales. Pero la industria de la música necesita el aspecto humano. Las máquinas no pueden transmitir las mismas emociones que un artista en un estadio con miles de espectadores y muchos trabajadores detrás del escenario. La economía del futuro está en nuestras manos”, sentenció Spera.

Por esta razón, el presidente de Assomusica insistió en la necesidad de impulsar una ley aplicable en toda Europa e impulsó el proyecto de la Asociación Europea de la Música en Vivo (ELMA). “Si tenemos la capacidad de alimentar nuestra creatividad, tendremos futuro y la oportunidad de dar y ofrecer trabajo. Tenemos en nuestras manos una fuerza que es la cultura”, concluyó.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.