Amaral, esto es, Eva Amaral y Juan Aguirre, sorprenden con un Salto Al Color que, como su propio nombre indica, depara al oyente un pintoresco recorrido por escenarios y sonidos, de pasado a presente, de cantigas a sintetizadores, con el movimiento como «leit-motiv». El dúo ha hecho su apuesta y presentarán en vivo este octavo disco de estudio en el Dcode Festival, solo un día después de publicarlo, como cuentan a Apmusicales.

PREGUNTA: En 2017, cuando lanzasteis las Solar Sessions (reverso musical de Nocturnal), ya anunciasteis que teníais muchas canciones perfiladas. ¿Cuántas han pasado el corte?
EVA AMARAL: Casi todas. Lo que ha sucedido es ha habido muchas canciones esperando a ser entendidas por nosotros mismos.

PREGUNTA: ¿De qué depende?
JUAN AGUIRRE: La composición es para nosotros un proceso caótico: a veces tenemos una frase, a veces la melodía con la frase, otras veces la canción está, pero le falta algo que no encuentras, como pasó con Juguetes rotos, la más antigua de todas las de este disco. Es como de 2008, pero no vimos cómo terminarla hasta hace relativamente poco y por eso entró en el repertorio.

PREGUNTA: Habéis sorprendido con vuestro acercamiento al «dancehall» en Mares igual que tú o con el arranque, una cantiga del siglo XIII en gallego. ¿Cómo surgió?
EVA AMARAL: Tenemos muchos amigos gallegos, pero Ondas do mar fue una invitación que hace más de dos años nos hizo Carlos Núñez para interpretarla, porque él considera que tenemos un acercamiento a la música celta muy natural. Al final no llegó a término, pero como nos la habíamos aprendido, casi a última hora pensamos que sería una bonita introducción para Mares igual que tú y como homenaje a todos los músicos y poetas que, siendo de secano como nosotros, se habían sentido fascinados por el mar y la habían utilizado como metáfora.

PREGUNTA: Esa aproximación a formas musicales tradicionales, ¿ha sido consciente?
EVA AMARAL: Desde que empezamos a poner ideas en común y qué temáticas tenían las canciones, qué tipo de sonidos queríamos usar, ya nos lo imaginábamos con muchos colores, como un cuadro impresionista.
JUAN AGUIRRE: Componemos de una manera muy visceral, muy intuitiva, igual que cuando tocamos. Intentamos que haya un salto y el color del título además implica diversidad. Este álbum trata precisamente de estar en movimiento en un mundo cambiante, del movimiento en cuanto que cada uno tenemos nuestra manera particular de estar y avanzar.

PREGUNTA: En Nuestro Tiempo, por ejemplo, decís: «La memoria de lo que fui como plomo en mis zapatos»…
EVA AMARAL: Trata de desprenderse de la melancolía por lo que ya ha sido. Ni siquiera va de mirar hacia delante, sino de vivir en el momento en el que estás. No digo que haya que olvidar lo sucedido, pero para vivir en el momento en el que estás es necesario quitarse mochilas.

PREGUNTA: No sois nada nostálgicos de hecho. El año pasado se cumplió el 20 aniversario del primer disco, Amaral, pero no se hizo ni un concierto conmemorativo…
EVA AMARAL: Nos parecía más importante centrarnos en el disco. Si no tuviésemos cosas nuevas que enseñar… pero es que para nosotros cada año se cumple un aniversario. ¡Quizás a los 30!

«Un festival es un día para celebrar que amamos la música, que estamos vivos y marcharnos a casa más contentos que como llegamos»

PREGUNTA: ¿No es arriesgado presentar en vivo un disco un día después de publicarlo y encima en un contexto de festival, no delante de vuestro público directo?
JUAN AGUIRRE: Todo lo que se salga de lo normal lo es y en la música todo lo que da vértigo es bueno.
EVA AMARAL: Yo estoy muerta de miedo ahora, pero cuando se planteó, creíamos tanto en lo que hemos hecho y en el show que queríamos armar, en la banda y en el sonido de todos juntos, que no nos asustaba nada.

PREGUNTA: ¿Cómo surgió, quién contactó a quién?
JUAN AGUIRRE: Estaba un poco en el aire que habría un disco próximo de Amaral y DCode nos contactó. Vimos que por fechas cuadraba muy bien y había entendimiento entre los dos equipos. Lo único que hizo falta fue organizar en agosto unos ensayos muy intensivos con todo el equipo para intentar que el concierto sea una pasada y que esté a la altura de la confianza que han depositado en nosotros. A partir de ahí, solo queda disfrutarlo.

PREGUNTA: Además sois especialistas en captar nuevo público en festivales, gente que sigue sorprendiéndose con vuestro directo…
JUAN AGUIRRE: Nos encanta tocar con otras bandas diferentes. Ir a un festival como artista no es solo hacerlo tuyo, sino intentar ver también a los demás. Es una celebración colectiva de la música. Esta la puedes disfrutar con luces apagadas y a todo volumen o por la calle con los cascos, como viviendo tu propio videclip, pero en este formato es importante la energía que fluye del escenario al público y viceversa. Sobre todo es una energía compartida. Es un día de celebrar que amamos la música, de que estamos vivos y de marcharnos a casa más contentos que como llegamos.

PREGUNTA: ¿Siempre lo has vivido así? ¿También fuera del escenario?
JUAN AGUIRRE: Sí, cuando era adolescente e iba a ver un grupo a Zaragoza, pensaba que la música en vivo servía para eso, para compartirla con amigos y gente que siente cosas parecidas a ti. Y luego quería irme con la banda y viajar a otras ciudades para verlos.

PREGUNTA: ¿En qué medida se parecerá lo que se vea en Dcode a la gira posterior?
EVA AMARAL: No va a ser muy diferente, pero en el festival hay que acotarlo en tiempo, así que hay cosas que no se podrán ver.

«El reto de esta gira es llevar a escena el movimiento como catarsis colectiva, como algo que nos diferencia pero que en un momento dado puede unirnos»

PREGUNTA: ¿Podéis contar algo de lo que sí veremos?
JUAN AGUIRRE: Podemos desvelar que vamos a empezarlo uno de los temas nuevos, Señales. Cuando lo componíamos, imaginaba naves que llegaban a invadir La Tierra. Va sobre esa espera de que algo suceda, aunque las cosas que pasan las sueles propiciar tú mismo.

PREGUNTA: ¿Por qué con esa canción precisamente?
JUAN AGUIRRE: Tiene que ver con dos personas en una ciudad como Zaragoza, deseando que haya una chispa que cambie las cosas, una chispa excitante. Eso está unido a una parte muy física, un riff de guitarra que salió de una voz que hizo Eva y que nos han dicho que suena muy africano, así que se mezcla algo espiritual y algo muy físico.

PREGUNTA: Ya en la gira Nocturnal presentasteis un concepto escenográfico muy definido. ¿Lo habrá también en esta gira?
EVA AMARAL: Sí, lo hay. El reto era llevar todo esto a escena, lo del movimiento como catarsis colectiva, como algo que nos diferencia pero que en un momento dado puede unirnos, como pasa en un concierto, que es cuando más sentido cobra ese concepto. Así que habrá movimiento, colores…

PREGUNTA: Y la batería, como pasaba entonces, ¿dejará de ocupar el fondo del escenario?
EVA AMARAL: Sí, seguirá sin estar detrás y puede que incluso esté más adelante.

PREGUNTA: ¿Qué os ha llevado a volver al abrigo de una multinacional tras varios discos autoeditados?
JUAN AGUIRRE: Creamos nuestro sello Antartida con la idea de sacar nuestros discos y de manera natural conocimos al equipo de Sony. Empezamos a hablar y sentimos que eran nuestra compañía. Me recuerdan al equipo de Virgin en cuanto compañía grande y con power que te permitían a ti liberarte para pensar más en artilugios y en sonidos. Estamos encantados con ellos.

Amaral actuará este sábado 7 de septiembre en la novena edición de Dcode Festival en Madrid. El 11 de octubre estarán en las Fiestas del Pilar de Zaragoza y el 26 de ese mes en la plaza de toros de Alicante. Ya en noviembre tocarán el día 2 en el Coliseum de A Coruña, el 23 en el BEC! de Bilbao y el 30 en el Sant Jordi Club de Barcelona. Además, actuarán el 5 de diciembre en el Palacio de los Deportes de Murcia y el 21 en el MAC de Málaga.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.