El cantautor deberá pagar 5,4 millones de euros a su antigua representante

Alejandro Sanz ha perdido el juicio contra Rosa Lagarrigue, quién fue su representante durante 25 años. Aunque la sentencia se produjo en 9 de septiembre, se ha hecho pública este lunes en Madrid. El Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid declara injustificada la resolución del contrato de representación artística que vinculaba a ambas partes. La sentencia obliga a Gazul (sociedad pertenecida al cantante) y a Alejandro Sánchez Pizarro (nombre real del cantautor), a pagar un total de 5.430.022,27 euros más sus intereses y actualizaciones a RLM SL (empresa perteneciente a la representante).

La separación se remonta a 2016, cuando Rosa Lagarrigue recibió un comunicado del administrador de Alejandro Sanz en el que informaba de la cancelación del contrato que unía al cantante a RLM. Este documento rompía una larga relación que en 2014 se había renovado hasta 2019. Entonces, Lagarrigue denunció al Sanz y reclamando nueve millones de euros al cantautor por incumplimiento de contrato.

En una entrevista para El País Semanal en 2017, Larraguire señaló: «demandar a Alejandro Sanz es lo más triste que he hecho en mi vida profesional. Tremendo.» Añadía: “Yo empecé con Alejandro desde cero cuando era un chaval de Moratalaz, y mira dónde llegó. Pero para mí es complicado hablar porque hay problemas muy serios de por medio. Y tampoco tengo una explicación. La ruptura fue completamente unilateral y con contrato vigente, es decir, que ni fue hablada ni consensuada. Lo que es muy doloroso, claro”.

El pasado mes de julio se vieron las caras en el juzgado de la capital, cuya resolución finalmente impone al madrileño a pagar. La sentencia dictada no es firme, por lo que podrá ser recurrida en apelación.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.