El presidente de la Asociación de Promotores Musicales, Albert Salmerón, abre el Anuario de la música en vivo 2018 con un texto a modo de presentación sobre la situación actual de la música en vivo en España, de la misma manera que Gerard De Josep –  el director editorial de la publicación – e Íñigo Méndez de Vigo – el ex ministro de Educación, Cultura y Deporte -. Descarga el Anuario de la música en vivo 2018 para acceder a más contenidos como este:


Consolidación y madurez. Este 2018 APM llega a la mayoría de edad: 18 años de intenso trabajo para construir una entidad que se ha convertido en el referente del mundo de la música en vivo en España, en el altavoz de los promotores y festivales, en el interlocutor con el Gobierno y las distintas administraciones, y en el lugar al que acuden los medios y, en definitiva, la sociedad, para saber qué opina el sector.

Para conseguirlo, han contribuido los diferentes equipos que han dirigido la asociación, ganándose poco a poco el reconocimiento del entorno y de los poderes públicos. No fue fácil dar los primeros pasos y levantar un organismo que se erigiera en lo que ha llegado a ser hoy. Así que gracias por el apoyo y gracias a todas las anteriores presidencias y juntas por el trabajo.

Gracias a todos ellos y a los socios que forman parte de este proyecto, hemos alcanzado diferentes objetivos: en febrero de 2018 la Audiencia Nacional nos ha dado la razón en el contencioso contra SGAE, tras haber firmado el año anterior un convenio con la entidad en el que explicitábamos la discrepancia total de APM con la tarifa, al mismo tiempo que conseguíamos una bonificación, con carácter retroactivo, por pertenencia a la asociación.

En 2017 también por fin pudimos celebrar la bajada del IVA de las entradas de los espectáculos en directo al 10%. Desde la subida en 2012 del 8 al 21%, han sido cinco años de lucha del sector cultural para conseguir revertir una medida que siempre defendimos que era equivocada si el objetivo era recaudatorio. Además, fue especialmente sangrante para todas las artes escénicas y la industria del espectáculo, que vio como los ingresos netos descendían de forma preocupante. El trabajo hecho desde la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española e iniciativas de APM como el Día Sin Música, liderada por la anterior vicepresidencia, sirvieron para que hubiese un cambio de opinión que cristalizó en la bajada del IVA en junio.

Somos conscientes de que queda aún mucho trabajo por hacer. El pasado año, por ejemplo, vimos como la reventa se convertía en un tema candente, así que nos sentamos con partidos políticos para concienciarles de un problema que nos afecta a todos, industria y consumidores, y participamos aportando la experiencia del sector en la consulta pública que el Gobierno abrió finalmente para intervenir y legislar la problemática.

En el futuro hay que defender una Ley de la Música, que reconozca el valor cultural y social de la música en directo, con una regulación que facilite nuestra actividad profesional y nos proteja del intrusismo. Hay que fomentar el desarrollo de esta industria que aporta, cada vez con mayor peso, puestos de trabajo y un alto impacto económico. Y ha llegado el momento de abrirnos a Europa y establecer relaciones con las asociaciones vecinas, aprender de su experiencia y buscar en Bruselas una armonización de las políticas que nos afectan, como por ejemplo un IVA cultural reducido a nivel europeo.

Todo esto no es poco, pero estamos en el buen camino, el de una asociación que crece año tras año y que se fortalece. Para conseguirlo, además, disponemos de un componente emocional que pocos pueden mostrar. La música apela a nuestras emociones y forma parte de la banda sonora de nuestras vidas. ‘There’s no business like show business’!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.