El éxito en el mundo de las bandas sonoras (el Goya a la mejor BSO por La isla mínima así lo acredita) cambió profundamente la manera de encarar y vivir de la música de Julio de la Rosa. Cuatro años después de su último LP, el exmiembro de El Hombre Burbuja regresa con Hoy se celebra todo, un álbum de estudio hecho con la libertad creativa de saber, cuenta en una charla con Apmusicales, que nunca lo llevaría al directo.

PREGUNTA: Daba la impresión de que últimamente estabas más centrado en tu faceta de compositor de BSO. ¿Habías perdido el interés por el formato de álbum discográfico?

RESPUESTA: No, no lo había perdido, pero no soy persona de sacar disco cada año como obligación, sino cuando tengo un puñado de canciones para contar algo.

P: ¿Cuándo empezaste a componerlo?
R: Hace un año y lo he ido preparando poco a poco, con la intención de no llevarlo al directo. Eso te permite muchas libertades compositivas y arreglos que no habría podido realizar de haberme tenido que ceñir a una banda.

P: ¿Y por qué tomaste esa decisión de no salir de gira?
R: Por agotamiento, por evitar esa monotonía y mala vida de las giras, de salidas continuas a dar conciertos y porque en este momento de mi vida puedo, ya que estoy ingresando dinero con las BSO. A mí me gusta más el proceso de composición. En el directo no hay imaginación posible, aunque la comunicación con el público es muy bonita.

P: Entre las cosas que te han mantenido ocupado en los últimos tiempos también ha estado el último disco de Helena Goch. ¿Ese trabajo te inspiró para abordar tu propio álbum?

R: Sí, y también el hecho de haber estado escribiendo una novela en los últimos tiempos me ha permitido coger un rumbo más poético en las canciones.

P: Ella ha destacado en alguna entrevista que fuiste tú el que la animó a arriesgar. ¿No entiendes la música sin riesgo?

R: No lo considero tal. Crear es imposible en realidad, porque solo podemos innovar a partir de cosas existentes. Aún así, siempre que se intenta hacer algo, supone tirarse a una piscina y adentrarse en lo desconocido para luego sacar la cabeza del agua y ver qué se ha hecho. Para mí lo bonito es aprender y llegar a ser mejores.

“Si pretendiera ser una estrella del rock o del pop, haría otro tipo de música”

P: Hay un verso en el álbum: “Cuando todo lo sucedido quede por fin bien lejos, estoy seguro de que podrán darle valor a lo que cuento”. Me da la impresión de que, comparativamente, tienes más éxito entre tus colegas de profesión que entre el público. ¿A qué lo achacas?

R: El público que me sigue es muy fiel y adora lo que hago. Me quedo con eso, porque si pretendiera ser una estrella del rock o del pop, haría otro tipo de música. No puedo subestimar al oyente, al espectador y ultimamente sufrimos un poco de eso, de tratar a la masa como masa. Estaría muy frustrado aunque fuese famosísimo.

P: ¿Es este un disco a la vida y, más concretamente, al amor?

R: Aunque quizás no es el momento de celebrar por el mundo en el que vivimos, es un disco de celebración de todo, que habla de una amiga que ha superado un cáncer, del amor en positivo y de negación del amor tóxico.

P: ¿Cuáles son tus proyectos más inmediatos?

R: Tomarme mis primeras vacaciones en mucho tiempo y terminar la BSO de La peste, que es la serie que ha hecho mi amigo Alberto Rodríguez para Movistar Plus.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.