La Audiencia Nacional condena a 2 años y un día de cárcel a los raperos de La Insurgencia por enaltecimiento del terrorismo.

El día que se agrega a su condena es determinante ya que al no tener antecedentes penales, una condena de menos de dos años podría ser con libertad condicional o bajo fianza. Por lo que tener ese total de días supone que podrían ingresar en prisión.

¿Qué es lo que han hecho para merecer esta pena?

Según la campaña contra el enaltecimiento del terrorismo, el rap de La Insurgencia influye negativamente a la sociedad.

¿De dónde proviene la sentencia? Hace dos años, la Policía Nacional comenzó la Operación Araña, que consiste en hacer una búsqueda en internet de palabras clave como ETA, terrorismo, bomba, etc. para impedir el enaltecimiento al terrorismo de algunos usuarios en las redes sociales.

Según eldiario.es esta medida solo encuentra casos alternos sin tocar otro tipo de violencia, como el racismo, nazismo, machismo, etc.

Supongamos que la policía tiene la encomienda de capturar a posibles incitadores armados, solo hace falta buscar en Google tres palabras clave que se unan en una oración. ¿Cuál es el resultado? La letra del colectivo La Insurgencia:

“Yo no lleno salas diciendo que el Rey tiene una bala con el nombre de Lasa y Zabala, terrorismo institucional” o “Estoy de lado, estoy con los parias, quiero ver a Rajoy atado a una vida precaria, con rabia me revelo, con la misma que se hizo volar a Carrero, vuelos altos bajo esta dictadura. Franco murió pero Juan Carlos siguió con la tortura”.

Esto, reflejado en la sentencia se resume en que el colectivo busca ensalzar de forma sistemática a algunos grupos terroristas y que sus letras contienen un discurso violento. Añade que los doce condenados buscaban propagar de forma unitaria sus ideas de odio al sistema democrático y ensalzar la organización terrorista. Se acordó la eliminación de todo el trabajo de sus plataformas y redes sociales y una imposición a cada uno de los integrantes de una multa de 4.800 euros.

El recurso que los jóvenes alegaron consistió en que que la sentencia infringe el artículo 20 de la Constitución sobre la libertad de pensamiento y el artículo 578 del Código Penal, que castiga entre uno y tres años de cárcel “el enaltecimiento o la justificación públicos del terrorismo”.

En sus cuentas de twitter, compartieron un mensaje diciendo que en España “el simple hecho de ejercer derechos” es un delito penal y que el Estado español “lleva practicando contra los derechos de todas las personas que muestran su desacuerdo con el orden preestablecido”.

El grupo que se postula como de extrema izquierda radical alega que las letras eran “metáforas y pensamientos” y se desentendieron de las imágenes “altamente agresivas” de sus videos. En su página de internet se definen como “un colectivo musical que pretende fomentar el internacionalismo, difundir y expandir la cultura revolucionaria, y elevar el nivel de conciencia de las masas trabajadoras”.

En caso de que la resolución al recurso fuese negativa, los doce integrantes estarán en prisión durante dos años y un día, tendrán que pagar una multa de 10 euros diarios durante 16 meses y estarán inhabilitados absolutamente durante ocho años y un día.

¿Este es el precio por cantar rap?

El Rap (Rithm And Poetry) es un género musical que surgió en la década de los 60 entre la comunidad afroamericana en los Estados Unidos. La situación de esa comunidad obrera era de total precariedad. No se respetaban sus derechos ni laborales ni humanos. Había enojo entre los jóvenes que no veían la manera de salir adelante. Y haciendo uso de su bagaje cultural comenzaron a compartir sus experiencias.

Sus letras no tienen el objetivo de cantar a la vida, sino que son una crítica. Comenzaron como una Revolución Artística Popular. No será bonito lo que canten pero porque no es estético lo que viven. El rap es un género de denuncia social. ¿Debería Eminem por eso estar en la cárcel?

Todo artista tiene una responsabilidad respecto a su trabajo. Las metáforas son arcilla para que se moldean conforme la perspectiva del receptor. Y la referencia a la lucha armada, estaba allí. Los titiriteros, Pablo Hasel, Ayax y Prok, Valtonyc y otros han sido puestos en el punto de mira de la justicia. Por sus letras.

Sobre El Autor

APM

La Asociación de Promotores Musicales (APM) es la principal representante de la industria de la música en vivo en España. Sus socios representan al 80% de los promotores privados del país, y son los responsables de las principales giras nacionales e internacionales y festivales que se celebran.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.